Una bacteria ecuatoriana limpia el estero

18 de Noviembre, 2010
18 Nov 2010

Han pasado cinco años desde que Gerard Adum y Patricio Zanchi descubrieron por error los beneficios de la bacteria Plus 1.

“Al principio la intención era mejorar los suelos y evitar malos olores en piscinas camaroneras”, explica Zanchi, hasta que un día el dueño de una camaronera –donde hacían las aplicaciones–, los llamó asombrados porque en la estación de bombeo se había regado un poco de la bacteria.

Los residuales de petróleo habían desaparecido casi en su totalidad, lo que impedía que se haga lodo durante los aguaceros. “Descubrimos que tenía la capacidad de digerir los suelos contaminados”, comenta aún asombrado Adum.

Antes del descubrimiento de la nueva aplicación del microorganismo esté ya acumulaba trece años de estudios. Entre sus componentes están agregados orgánicos, compuestos de nitrificantes, ácido láctico, estreptococos, entre otros.

Tras patentar su producto, Adum y Zanchi decidieron presentar su propuesta al Ministerio del Medio Ambiente para un proyecto de limpieza del estero Salado.

Así, tras ser escogidos con otras dos empresas, el pasado 8 de noviembre empezaron los trabajos en los 500 metros del estero que el Ministerio del Medio Ambiente y la Subsecretaría de Gestión Marina y Costera les asignaron como su área de trabajo dentro de un plan piloto.

Las pruebas las realizan en la parte del estero que da a la ciudadela Bosques del Salado, en Urdesa Norte, donde aplican la bacteria siete veces durante 35 días con intervalos de cinco días (el proceso real es de un año).

Pruebas
Para eso han activado un tanque de 500 litros con agua del estero, en la cual se aplica la bacteria y despues de un tiempo (72 horas) el tanque está lleno con toda la contaminación que se absorbe.

María Pía Zanchi, representante de la empresa Lab Z, donde trabajan Adum y Zanchi, menciona que tienen un año trabajando con equipos para biorremediación de aguas servidas. Además resalta que su producto sea nacional y esté respaldado con todos los avales para ejecutar esta iniciativa.

Su idea es conseguir el proceso de remediación de las aguas. El tiempo de las pruebas, explica, es para levantar la información y medir los resultados de su proyecto.

Las otras empresas, cuyos nombres no fueron revelados por el Ministerio de Ambiente, trabajan en otros tramos del estero.

En los días en que Lab Z realiza las tomas de muestras, Jorge Cevallos, veedor de la cartera del Medio Ambiente, comprueba la aplicación y registra el cumplimiento del proceso. Sin embargo, evitó pronunciarse por no estar autorizado.

“Podemos remediar cualquier problema ambiental en Ecuador, porque son entes nacionales habituados al medio y se adaptan a cualquier contaminación”, afirma Adum.

Una bacteria ecuatoriana limpia el estero
Gran Guayaquil
2010-11-18T09:47:18-05:00
El grupo Lab Z realiza un plan piloto de limpieza en un área de 500 metros del estero Salado.
El Universo

Lo más leído