Orden surgió antes del estado de excepción

17 de Octubre, 2010
17 Oct 2010

Vía correos electrónicos y llamadas telefónicas a radios y estaciones de televisión, las secretarías de Comunicación y de Telecomunicaciones ejecutaron la orden de obligar a los medios a enlazarse de forma indefinida a la señal del canal estatal EcuadorTV el pasado 30 de septiembre.

Ese día llegaron a los medios al menos tres comunicados con la disposición basada en artículos de la Ley de Radiodifusión y Televisión, que se refieren a la transmisión en cadena de mensajes e informes del Presidente y ministros, los cuales deben notificarse 24 horas antes, excepto en estado de emergencia para el caso del mandatario.

El decreto de estado de excepción se firmó electrónicamente a las 13:21. Sin embargo, el primer e-mail circuló después del mediodía y ordenaba engancharse a las 11:30; el segundo decía que a las 13:00 y el tercero informaba que “en caso de que la señal de EcuadorTV y Radio Pública se viera impedida de salir al aire, la matriz pasará a ser Gamatv y Radio América”. Este llegó alrededor de las 15:00.

“Les recuerdo la obligatoriedad de mantener a todas las estaciones de radio enganchadas a la cadena de forma indefinida e ininterrumpida hasta nueva orden (...). El incumplimiento será sancionado con todo el rigor de la Ley”, consta en otro e-mail enviado a las 12:57 a las radios .

Otto Sonnenholzner, presidente de AER-Guayas, recuerda que hubo confusión y dudas entre las emisoras al respecto. “Me llamaban los radiodifusores a decir: ¿Por qué yo me voy a enlazar si el otro no lo hace?”, indica, incluso porque los principales canales de televisión se anexaron cerca de las 14:00.

Geovana Tassi, directora nacional de Radio Pública, cuenta que salieron al aire con su propia transmisión en vivo durante catorce horas. “No recibimos ninguna disposición (de unirse a EcuadorTV). Todas las radios que se sumaron a la Radio Pública lo hicieron porque quisieron”, dice y comenta que le extrañó cuando un grupo de personas irrumpió en el edificio de los medios públicos reclamando libertad de expresión. “Yo les decía que aquí los micrófonos estaban abiertos”, resalta.

Radio La Luna, del asambleísta de PAIS Paco Velasco, tampoco se unió a la cadena.

El viernes pasado, en Teleamazonas, el asambleísta Rolando Panchana (PAIS) dijo que (la cadena) fue una medida dentro del estado de excepción. “Si se la hizo mal, responderán los que lo hicieron mal”, expresó y justificó que ante una rebelión policial sin antecedentes se aplicó el principio del mal menor para impedir un caos generalizado.

“A las 11:00 ya habían ocho asaltos a bancos que nunca hubo. Qué tal que ese día, por esa circunstancia se provocaba una corrida bancaria. Creo que dentro de la decisión hubo recta intención, no mala fe”, afirmó.

Pero cuando se amplió el estado de excepción en Quito, el pasado 9 de octubre, el ministro coordinador de la Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, declaró que este “es igual que en los casos anteriores” y “no supone ninguna restricción de derechos, no están suspendidas reuniones, ni actos públicos”.

La Superintendencia de Telecomunicacioneselaboró días atrás un informe sobre los medios que incumplieron la orden. Este Diario intentó obtener la versión sobre el sustento de la cadena del 30-S con el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado. Se indicó que respondió en un oficio el viernes pasado, pero hasta el cierre de esta edición ese texto no llegó.

Orden surgió antes del estado de excepción
Política
2010-10-16T14:33:17-05:00
Vía correos electrónicos y llamadas telefónicas a radios y estaciones de televisión, las secretarías de Comunicación y de Telecomunicaciones ejecutaron la orden de obligar a los medios a enlazarse de forma indefinida a la señal del canal estatal EcuadorTV el pasado 30 de septiembre.
El Universo