Los ingenios Valdez, San Carlos y La Troncal, principales productores de azúcar del país, firmaron un acuerdo con el intendente de Policía del Guayas, Julio César Quiñónez, para evitar la especulación del producto.

Los representantes de los industriales aseguraron en la reunión que sostuvieron el martes con Quiñónez, que el despacho es normal y que no hay motivo para el desabastecimiento.

No obstante, en los mercados se encuentra poca cantidad del endulzante y a precios elevados. Por eso los industriales venderán directamente a los consumidores.

Quiñónez dijo ayer que estaba preparando el cronograma de venta directa para este fin de semana en las 42 ferias ciudadanas que se instalan en Guayaquil.

Publicidad

El acuerdo fijó en $ 1.35 el precio de la funda de azúcar de 2 kilos y para evitar acaparamiento, explicó el Intendente, únicamente se venderá hasta 4 kilos por persona.

Esa misma cantidad era hasta ayer el límite de venta en dos mercados de esta ciudad: el Central y el de Sauces IX.

Pero el costo de la funda de dos kilos variaba de 1.60 a 1.70 dólares, según el sitio.

Jaime Salgado, quien atiende un local en el mercado Central, dijo que la escasez comenzó desde la semana pasada.

Los comerciantes que todavía tienen azúcar en este mercado expenden a $ 1.70 los 2 kilos.

A diez centavos menos, pero aún más cara de lo habitual, se encontraba la misma cantidad de azúcar en los puestos del mercado de Sauces IX.

Publicidad

Segundo Carrillo, comerciante minorista, dijo que de sus tres proveedores, solo uno le ha entregado el producto, aunque en menor cantidad.

“El ingenio (no especificó cuál) le daba al mayorista 500 sacos y él me vendía 30 a la semana, ahora dice que le han reducido el cupo a 200 sacos y no me deja más que 10”, dijo el comerciante.

Juan Espinar, vocero del ingenio Valdez, negó que se estén reduciendo los cupos de venta y apuntó como causas del desabastecimiento a la especulación o fuga del producto a los países vecinos.

El presidente ejecutivo del ingenio La Troncal, Staynley Vera, añadió que las bodegas de su industria están llenas.

El Intendente de Policía del Guayas dijo que para evitar la fuga de azúcar, la Policía y los militares están controlando las fronteras.