El último enceste de Fortunato Muñoz

17 de Enero, 2010
17 Ene 2010

Fortunato Muñoz, uno de los más extraordinarios basquetbolistas ecuatorianos de los todos los tiempos, falleció ayer, luego de una prolongada enfermedad. El célebre Cholo, como apodaban al guayaquileño, tenía 87 años de edad.

La asombrosa categoría de Muñoz fue descrita en una crónica del diario The Oregonian, de Oregon (EE.UU.), donde la selección ecuatoriana de básquet realizó una gira semanas antes de participar en el Mundial de Buenos Aires, en 1950. Ese medio se refirió de Muñoz como “un jugador con bigote, quien, probablemente, podría driblar a través del ojo de una aguja, conquistando la atención y admiración para su equipo”.

Muñoz fue parte de la época de oro del básquet guayaquileño y nacional, iluminado por una generación que tuvo su inicio en 1940 y llegó hasta 1951, aunque algunos de sus integrantes, como Muñoz y Pablo Sandiford, alargaron sus carreras hasta los años sesenta.

El Cholo Muñoz surgió en la primera categoría en 1942, en Athletic, y en 1944 pasó a Ferroviarios, el gran equipo de Gonzalo Aparicio, Pablo Sandiford, Samuel Cisneros, Herminio García y Álvaro Aparicio. En 1945  defendió a Everest, en el que brillaban Luis y Alberto Nácer, Alfonso Quiñónez, Édgar Andrade y Manuel Palito Orellana. Ese año integró la selección de Ecuador en el Sudamericano de Guayaquil, cumplido en el coliseo Huancavilca.

En 1947, 1948 y 1949 jugó en el histórico equipo de Athletic Club, campeón de esas temporadas, con Justo Cuto Morán, Alfredo Arroyave, Raúl Guerrero, Alfredo Escobar Urbina, Jacobo Bucaram, Alfredo Dávalos, Efraín Henríquez, Alfonso Rugel y Vicente Caicedo.

Ese 1949, Athletic hizo una gira invicta a Costa Rica, entonces potencia del básquet centroamericano. El diario Crónica, de San José, dijo: “Fortunato Muñoz es, en verdad de verdades, una maravilla y tal vez el mejor jugador que hayamos visto en nuestro medio. El desplazamiento de Muñoz es tan enorme como efectivo su enceste, tira de cualquier posición con soltura y elegancia”.

En 1950 integró el primer combinado nacional que jugó un Mundial. Fue en Buenos Aires, donde se logró un octavo lugar. Con 73 puntos fue el mayor encestador del torneo.

En 1952 Muñoz empezó a alternarse como técnico y jugador. Dirigió a Athletic, Everest y Oriente, con el que ganó el título nacional de 1957. Fue profesor del Vicente Rocafuerte entre 1946 y 1982, y del combinado de ese colegio. Entrenó a   Ecuador en el Sudamericano de Cúcuta, en 1955, y luego en los Juegos Bolivarianos de 1965.

El último enceste de Fortunato Muñoz
Otros Deportes
2010-01-16T13:28:30-05:00
El astro del básquet ecuatoriano falleció ayer. Fue una de las mayores figuras del Mundial de 1950.
El Universo

Lo más leído