EFE
SANTIAGO, Chile.- El Gobierno chileno calificó hoy de "histórica" la aprobación en el Parlamento de la ley de donante universal, que convierte en donantes de órganos a todos los chilenos, salvo a aquellos que se opongan por escrito.

"La votación (77 a favor, cuatro abstenciones y cero en contra) es histórica y demuestra que estamos en la senda correcta", sostuvo el ministro de Salud, Álvaro Erazo, en declaraciones a periodistas.

Agregó que la nueva ley garantizará que cuando haya un paciente esperando un órgano, estén todas las condiciones desde el punto de vista operativo "y fundamentalmente, desde el punto de vista del acceso para que ese trasplante pueda llegar sin obstáculo", añadió.

Publicidad

La ley, tras su aprobación anoche en la Cámara de Diputados, quedó lista para ser promulgada por la presidenta Michelle Bachelet.

En opinión del ministro de Salud, la tarea de hoy es que la familia y la sociedad conversen sobre la posibilidad de donar órganos y que estén disponibles a esta opción "con la información necesaria para tomar una decisión".

Respecto de la cifra de donantes, que hasta ahora era un acto voluntario, Erazo dijo que en Chile sólo hay nueve por cada millón de habitantes, cifra que tras la aprobación de la iniciativa debería crecer significativamente, como ha ocurrido en los países que disponen de una legislación como ésta.

Publicidad

Según la Corporación Chilena del Trasplante, un total de 1.818 personas esperan actualmente por un órgano mientras 274 pacientes fueron trasplantados entre enero y noviembre de este año.

La nueva ley contempla un incremento de presupuesto para mejorar la pesquisa de órganos, uno de los puntos más débiles en el sistema de salud.

Publicidad

Además, la nueva normativa crea la Coordinadora Nacional de Donación y Trasplantes, cuyo objetivo es crear una política nacional de promoción de donaciones, mejorando el sistema de búsqueda y obtención de órganos en las redes hospitalarias de Chile.