Polanski, entre la gloria y el infierno

Roman Polanski durante el rodaje de la película que lo hizo ganador de un premio Oscar, El Pianista.
Roman Polanski durante el rodaje de la película que lo hizo ganador de un premio Oscar, El Pianista.
Roman Polanski durante el rodaje de la película que lo hizo ganador de un premio Oscar, El Pianista.
8 de Octubre, 2009
8 Oct 2009

Roman Polanski es uno de los autores vivos más importantes del cine mundial. La vida de este  director francés de origen polaco,  detenido en Suiza hace dos semanas y a un paso de ser extraditado a Estados Unidos por una sentencia condenatoria por violación a una menor de edad, hecho ocurrido en 1977, ha estado llena de polémica y también marcada por la tragedia. Sus películas –en la mayoría de los casos– contienen elementos de esa existencia  tormentosa.

Nació en París en 1933, de padres judíos de origen polaco. Poco antes de la guerra sus progenitores decidieron trasladarse a Polonia. Se instalaron en Cracovia. Con la ocupación nazi su madre fue deportada a Auschwitz y su padre, a Mathaussen.

El joven Roman vivió en esos duros años en el ghetto judío de Cracovia y escapó ingeniosamente de las brigadas de exterminio alemanas. Se refugió en el bosque y fue protegido por una familia de campesinos. Logró de esta manera sobrevivir a esa pesadilla. Este fue el inicio de una serie de tragedias personales que irían moldeando su personalidad, dotándola de un aura pesimista.

Luego de la guerra realizó estudios de cine en la escuela de Lodz, Polonia. Los abandonó en 1959. Su primera película, El cuchillo en el agua (1962), es una demostración de buen cine. La cinta está narrada en clave de thriller y es un homenaje a uno de sus directores preferidos: Alfred Hitchcock. En el extranjero fue bien recibida, mas no en Polonia, donde las autoridades comunistas la censuraron.

Polanski, hombre de espíritu independiente, no se encontraba a gusto con los moldes uniformes del régimen burocrático, por lo cual abandonó el país. Comenzó un periplo que lo llevó a instalarse en París, Londres y California.

En 1964 se embarcó en la filmación de Repulsión, un thriller con Catherine Deneuve en el papel principal. Polanski se permitió tratar al personaje desde una perspectiva subjetiva, intercalando elementos oníricos en la trama. La cinta fue un homenaje a otro de sus referentes cinematográficos: Luis Buñuel.

El universo polanskiano comenzó a definirse desde ese momento y fue una constante en sus posteriores producciones, que incluirán elementos como  atmósferas opresivas y amenazantes, misterios sobrenaturales, obsesiones de todo tipo, locura y muerte, aderezado con los toques inspirados en Buñuel y Hichtcock.

Esto acompañado de su obsesión por la meticulosidad en la puesta en escena y una búsqueda constante de la perfección, serán su marca de fábrica, solo comparable a otro grande del cine: Stanley Kubrick.

Luego del éxito de Callejón sin salida (1966), drama de un matrimonio disfuncional que se ve asediado por una pareja de criminales, destruyendo su falsa armonía, Polanski se marchó a Estados Unidos, donde cosechó sus   triunfos internacionales y además encontró la estabilidad emocional y sentimental.

El baile de los vampiros (1967) fue su irrupción por la puerta grande en el mercado estadounidense. Polanski le dio un giro de tuerca al género de vampiros, mostrando de manera cómica y en clave de farsa la persecución del tenebroso conde Orlock por parte de un científico cazador de vampiros, que tiene la figura de Albert Einstein y su joven discípulo interpretado por el propio Polanski. El siniestro conde busca vampirizar a una joven virgen, interpretada por Sharon Tate, (futura esposa de Polanski) y de esa manera perpetuar su raza.

Este éxito consagró al director, quien puso en marcha su siguiente proyecto: adaptar la novela de Ira Levin, La semilla del diablo, llamada El bebé de Rosemary (1968), obra clave y una de las mejores en su filmografía. El argumento gira sobre el nacimiento del hijo de Satanás, obra que bordea los límites de lo macabro.

La cinta fue considerada satánica por la Iglesia. El edificio Dakota, en Nueva York, donde luego mataron a John Lennon, se utilizó para las escenas iniciales del filme. Después sucedió, en Estados Unidos, el asesinato de la actriz Sharon Tate, su esposa, a manos del clan de Charles Mason en 1969.

Tras superar la depresión del crimen de su cónyuge y realizar algunas películas que no tuvieron  repercusión, consiguió dirigir otra obra maestra:  Chinatown (1974), resurgimiento del cine negro en sus aspectos más clásicos.

La tragedia lo volvió a tocar, cuando fue acusado de violar a una menor de 13 años. Polanski nunca había ocultado su gusto por mujeres jóvenes. Aunque admitió su culpa, se justificó aduciendo que desconocía la edad de la joven. La justicia lo condenó a prisión en 1977. El director abandonó EE.UU. y se refugió en París, donde obtuvo la nacionalidad francesa, que sus padres no la habían oficializado luego de su nacimiento.

Polanski continuó su trabajo. Realizó la premiada Tess (1979), un drama de época con un final nada esperanzador, protagonizado por Natassa Kinski. Luego vendría Piratas (1986).

A estas producciones se sumó Frenético (1988), obra comercial para lucimiento de Harrison Ford. Pero Polanski le incorporó toda una gama de elementos Hichtkeanos. Una de sus obras más polémicas fue Luna de hiel (1992). Sus cintas posteriores se han visto más espaciadas. El tema del satanismo lo retomó en La novena puerta (1999), revisión de la novela de Pérez Reverte, sobre un libro escrito por el Diablo.

Luego llegó la oscarizada El pianista (2002) basada en la vida del músico Wladislaw Spillman, que sobrevivió a la persecución nazi. Polanski se vale de la figura de Spillman para hacer una proyección individual de su propio yo, y cómo sobrevivió a la muerte durante la guerra. Su último proyecto, que está por estrenarse, Ghost, se ha pospuesto. Su detención en Suiza lo mantiene encerrado en una celda en espera de la decisión de la justicia.

Datos
El abogado de Roman Polanski, Georges Kiejman, dijo que espera una decisión sobre una demanda de extradición a EE.UU. del cineasta de aquí a fines de la próxima semana y reiteró su posición de que entretanto debería ser liberado.

Detalles
Su vida y sus películas

1933
Nace en Francia.

1954
Actua en el filme "Poketenie".

1958
Filma "2 hombres con un armario".

1964
Dirige el filme "Repulsión".

1967
Realiza "El baile de los vampiros"; actua su esposa Sharon Tate.

1969
Asesinatos en Cielo Drive, donde muere su esposa.

1973
Dirige a Jack Nicholson en el filme "Chinatown".

1977
Es acusado de abusar sexualmente en contra de Samantha Geimer, de 13 años.

1979
Luego de huir a Francia estrena "Tess".

1988
Dirige a Harrison Ford en la película "Frenetico".

1992
Realiza "Luna de hiel", protagonizada por su nueva esposa Emmanuelle Seigner.

2002
Gana el Oscar con "El pianista".

2009
Es arrestado en Suiza.

Polanski, entre la gloria y el infierno
Gente
2009-10-07T12:05:14-05:00
El director francés de origen polaco continúa detenido en Suiza, mientras se define su extradición a EE.UU., donde enfrenta cargos por tener sexo con una niña de 13 años en 1977.
El Universo