Juguetes locales tratan de llegar a más perchas

5 de Octubre, 2009
5 Oct 2009

Cuando el Gobierno declaró, a inicios de este año, un plan de restricciones a las importaciones, en el que los juguetes foráneos subieron su arancel, Chempro  ya había dado de baja al 50% de su línea de juguetería –que producía al norte de Guayaquil– frente a la  fuerte competencia externa.

Tenía juguetes que no eran rentables de fabricar más, porque otros provenientes de  China resultaban menos costosos en el mercado, asevera José Luis Mendoza, gerente de la firma. Pero, desde las medidas, Chempro recibió un respiro y decidió aprovechar los espacios que dejan las restricciones a los bienes importados.

Eliminó la línea de producción de juguetes playeros y coches montables, que tenían fuerte competencia externa, para concentrarse en la elaboración de volquetes y artículos de cocina para niñas. Invirtió este año $ 50 mil  para traer un molde de China y fabricar un modelo de vehículo más grande, con el que mantiene expectativas de ventas junto a otros 20 ítems.

La empresa comenzó su producción para la Navidad en julio. Hace entre 8.000 y 15.000 unidades de cada modelo, según la demanda que  vayan generando  sus distribuidores.

Mendoza sostiene que los resultados de las medidas a las importaciones no solo dependerán de que los compradores opten por el producto nacional, sino de la oportunidad que genere el sector público al adquirir juguetes hechos en el país. “Queremos que el ejemplo venga desde casa, pues hay instituciones que han comprado juguetes  importados, desplazando la producción nacional”.

Otra industria que está en plena fabricación de juguetes  es Plásticos Industriales (PICA), que con sus muñecas y camiones tiene el 30% de la cuota del mercado.  Desde agosto arrancó el ensamblaje de los productos, que en abril empezó a fabricar por partes. En diferentes ambientes, hombres y mujeres visten por estos días muñecas, colocan accesorios o arman las cajas de los artículos.

Nathalie Vargas, gerente de juguetes de PICA, afirma que este año han aumentado su producción entre el 30% y 40%. También han incursionado en la creación  de nuevos juguetes como camiones con mecanismos y accesorios.

En total, la empresa pondrá en el mercado 10 productos nuevos bajo la marca Ciccio Bello. A más de ello tendrá a  Travelina, una muñeca que por 11 años  ha manufacturado. “Todo el tiraje está vendido”, asegura Vargas, quien acota que este año desarrollaron una muñeca    llamada Angelina, que será amiga de Travelina.

Aprovechando que algunos importadores han buscado opciones locales ante las restricciones, PICA  está elaborando juguetes exclusivos para ciertos almacenes.  Por ejemplo, la cadena Pycca requirió la  elaboración de  una muñeca llamada Steffy.

“Estamos trabajando proyectos para el próximo año con otras jugueterías;  nos encontramos en etapa de desarrollo de producto”, indica.

Considerando la producción local y los artículos  foráneos, se estima que el mercado de juguetes en Ecuador mueve alrededor de $ 20 millones anualmente. No obstante, las importaciones registran una baja este año.

Entre enero y  julio se importaron $ 2’317.060,  mientras que en el mismo periodo del 2008 la cifra alcanzó los 4’112.010 dólares.

Temporada
Con una reducción en sus importaciones, que en algunos casos llega al 30% frente al 2008, las principales jugueterías del país abrieron su temporada navideña. Juguetón, con 19 locales en el país, lo hizo el 26 de septiembre pasado.

Transacciones
Solo Juguetón registra anualmente cerca de 1,2 millones de transacciones anuales en sus locales. Este año, según Javier Vásquez, gerente de mercadeo de Corporación Favorita, estiman una cantidad similar.

Locales
Mi Juguetería, de Corporación El Rosado, atiende en sus 12 locales.

Juguetes locales tratan de llegar a más perchas
Economía
2009-10-04T11:26:24-05:00
Fabricantes buscan copar espacios que dejan los productos importados, que pagan más arancel.
El Universo