La Policía de El Oro halló 272 kilos de cocaína en una camioneta Ford Sport Track doble cabina azul sin placa en la que se movilizaban tres policías asignados a Quinindé, provincia de Esmeraldas, dos de ellos muertos en un tiroteo el miércoles último.

En el vehículo se hallaron dos cartones cubiertos con cinta de embalaje, en cuyo interior había 123 paquetes de droga.

Uno de los agentes muertos era el teniente coronel Luis Villafuerte Llerena, comandante sectorial de Quinindé, quien había pedido la baja hace tres días, aunque todavía se encontraba en funciones.

Tras el hallazgo de la droga, las autoridades dirigen sus investigaciones hacia la posibilidad de que el tiroteo se trate de un ajuste de cuentas, pues los policías, presuntamente, estarían vinculados con alguna red de narcotráfico.

Publicidad

El comandante del IV Distrito de Policía del Guayas, Alberto Revelo, reconoció ayer que todo apunta a que el ataque a estos elementos de la institución se debió a que estaban involucrados en narcotráfico.

En una versión preliminar se dijo que los tres policías venían provenientes de El Cisne, provincia de Loja. Luego se informó que habían salido del sector La Unión, en Quinindé, en una  Blazer café de propiedad de uno de ellos, todo lo cual deberá esclarecerse en las investigaciones que ya inició la Fiscalía Antinarcóticos.

La emboscada
Villafuerte, de 45 años, y el policía Juan Zhuma Vila de 25, fueron emboscados y acribillados a las 11:20 del  miércoles. Los acompañaba el gendarme Darwin Quinche Sánchez, quien logró escapar al ataque y se recupera de las heridas en el hospital de la Policía, en Quito. La Policía informó que está detenido acusado de tráfico y obtención ilegal de droga.

Según el fiscal de Piñas, Fulvio Feijó, los uniformados circulaban en una camioneta  cuando fueron interceptados por otro vehículo a la altura del sector Las Orquídeas, en la vía Balsas-Zaracay, de donde les dispararon.

Publicidad

Los primeros proyectiles impactan al conductor (Zhuma), quien herido pierde el control de la camioneta y se estrella contra una construcción.

Ese momento es aprovechado por Quinche, quien herido en el hombro izquierdo se baja corriendo del automotor hacia unos matorrales y escapa de sus atacantes.

Zhuma con siete tiros murió inmediatamente, mientras que Villafuerte con cinco heridas de bala fue llevado en una ambulancia a un centro médico de Piñas, luego lo trasladaron al hospital Teófilo Dávila de Machala y después a una clínica traumatológica, donde falleció a las 20:00 de ayer.

Testigos aseguran que Villafuerte salió a la carretera a pedir auxilio, luego de que los asesinos huyeron con dirección a Machala. Al parecer un tiro en la cabeza le provocó lesiones internas severas, también fue herido en brazos y maxilares.

Publicidad

Los cuerpos de Villafuerte y Zhuma fueron retirados por sus familiares de la morgue del cementerio general, a la medianoche del miércoles.

Más datos: Sobre el ataque
Evidencias 
Como evidencias fueron incautados 7 celulares, 1 pistola Smith&Wesson y 1 Glock (de dotación de la Policía) cargadas, 7 vainas percutidas calibre 9 mm y 1 camioneta doble cabina marca Ford Sport Track sin placa.

Investigaciones
La Policía Judicial de El Oro inició una investigación para dar con el paradero de los autores del doble crimen. Mientras que la Policía Antinarcóticos se concentra en la ruta que seguía la droga. Se presume que los tres gendarmes  pasaron por el control de Zaracay, donde no les revisaron la carga que llevaban.