Pasquines en vez de propuestas en las calles de Sucumbíos

24 de Abril, 2009
24 Abr 2009

Durante la campaña electoral, que concluyó ayer, los habitantes de la provincia de Sucumbíos no recibieron propuestas sino más bien acusaciones entre los candidatos a las distintas dignidades.

Las denuncias fueron desde mala práctica médica, la circulación de pasquines  hasta el supuesto manejo de la Delegación Provincial Electoral.

Contrario a ese escenario conflictivo, los habitantes esperan que las nuevas autoridades seccionales den respuestas a problemas como la inseguridad,  uno de los temas que más preocupa en la provincia.

Cada semana se reportan  crímenes cometidos por bandas de sicarios que al parecer llegan desde Colombia.

Asimismo, los pobladores esperan que se resuelva la falta de servicios básicos. Por ejemplo, en la capital Nueva Loja el de  agua potable y alcantarillado son deficientes.

Las calles de esta ciudad y de la provincia presentan un aspecto deplorable.

Entre los candidatos a prefectos figuran la ex gobernadora Nancy Morocho,  auspiciada por PAIS;  Darwin Lozada, actual prefecto, quien tercia con el apoyo del Movimiento Integracionista de Sucumbíos (MIC); Máximo Abad, quien fue alcalde de Nueva Loja (MPD); Orlando Grefa (SP) y Remigio Murillo (MMIN).

Morocho acusa a partidarios de Lozada de supuestamente repartir pasquines en distintas localidades.

La guerra de pasquines fue evidente en la campaña para la Alcaldía de Nueva Loja.

Para esa dignidad figuran el ex prefecto y diputado, Eliseo Azuero (antes de DP y Prian), ahora candidato a alcalde por el movimiento Por ti Sucumbíos. También  Yofre Poma (PAIS), Vinicio Vega (SP), Luis Mayanquer (MPD) y Alejandro Orellana (MIC).

Sucumbíos tiene siete cantones  y están habilitados para sufragar 103.992 electores, distribuidos en 392 juntas.

Pasquines en vez de propuestas en las calles de Sucumbíos
Política
2009-04-23T14:09:19-05:00
Durante la campaña electoral, que concluyó ayer, los habitantes de la provincia de Sucumbíos no recibieron propuestas sino más bien acusaciones entre los candidatos a las distintas dignidades.
El Universo