Jueves 18 diciembre Arte y cultura

José Saramago presentó novela

MADRID. El Nobel de Literatura, José Saramago, durante la presentación de su nueva novela, El viaje del elefante, en la Casa de América de Madrid.

/data/recursos/fotos/vye04yh181208,photo01_228_168.jpg

El autor portugués José Saramago reconoció el martes que  El viaje del elefante podría ser su último libro y señaló  que si finalmente decide escribir más, le gustaría que la calidad no fuera inferior a cualquiera de sus obras.

“Tengo 86 años y estoy suficientemente lúcido.  Pero  ya no espero escribir muchos libros y si escribo alguno es un milagro”, declaró Saramago durante la presentación de  El viaje del elefante (Alfaguara) en la Casa de América de Madrid, que en menos de un mes ha vendido más de 70.000 ejemplares en España.

El laureado Premio Nobel se mostró agradecido por la buena acogida de su trabajo, escrito mientras luchaba en el 2007 contra una grave afección respiratoria, de la que ya está recuperado.

“No tengo motivos para quejarme aquí (en España) y en Portugal. Salir de una enfermedad tan complicada como la mía y sacar fuerzas de donde no las tienes... Estoy contento”, aseguró emocionado.

Redactado originalmente en portugués y traducido posteriormente al español,  El viaje del elefante está inspirado en un hecho real. A mediados del siglo XVI, el rey Juan III de Portugal regaló un paquidermo a su primo en la vecina España, el archiduque Maximiliano de Austria.  El elefante, llamado Salomón, se vio obligado a recorrer media Europa, desde Lisboa hasta Viena, por el capricho de Maximiliano.

El viaje sirve a Saramago para crear una historia coral en la que acompaña a Salomón en su sufrimiento y reflexiona sobre la condición humana con fina ironía. “No es una novela histórica, como se ha llegado a decir. Al menos el 95% es invención y el resto es realidad”, acotó.

La imaginación es constante para mantener la atención del lector. Explicó que el libro se justifica por su final y, en comparación con los padecimientos del elefante, apuntó que el  significado último de la vida humana es lo que pasa después de la muerte. Sin embargo, matizó que los peores atentados contra la dignidad del hombre se producen en vida y en ese sentido recordó que en un artículo de prensa publicado recientemente, definió los problemas generados por la crisis financiera internacional como un crimen contra la humanidad.

“Todos sabemos quiénes son los responsables, ¿pero alguien piensa que van a ir a la cárcel?”, cuestionó.  “Los atentados contra la dignidad humana son tantos que no sé ni por dónde empezar”, dijo.

Arte y cultura

Diseño

© Copyright 2008. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.