Miércoles 17 diciembre Política

LFC cosechó amigos y enemigos en cuatro décadas como político

El ex mandatario se reunía con miembros de su partido y coidearios en su domicilio situado en Urdesa hasta inicios del 2007, cuando se retiró de la política. En la gráfica, de diciembre del 2002, con su yerno Miguel Orellana (i) y Xavier Neira, enton

/data/recursos/fotos/AD09H221208,photo01_228_168.jpg

León Febres-Cordero se describía a sí mismo como poco amiguero, aunque procuraba rodearse de personas a las que consideraba "leales".

De ahí que  haya elegido su círculo de amistades y colaboradores políticos de manera "cuidadosa", como lo explica en el libro  Madera de guerrero,  editado en el 2006, cuyo autor es David Wong.

En el texto, LFC se refería con afecto a dos de sus más cercanos amigos: Luis Robles Plaza, que fue ministro de Gobierno; y Joffre Torbay, su  secretario de  Administración Pública.

Al primero, que lo llamaba "compadre" sin serlo en realidad, lo unía una amistad de familia; al segundo, que había trabajado con el fundador del socialcristianismo, Camilo Ponce Enríquez, lo conoció por amigos comunes. "Ambos fueron amigos muy talentosos y apreciados, por eso sentí tanto su partida", dijo de ellos.

En la cúspide de su carrera política, hasta el 2000, el círculo íntimo de LFC estaba formado por las figuras más fuertes del Partido Social Cristiano (PSC), como el ahora alcalde de Guayaquil y dos veces candidato presidencial, Jaime Nebot, el ex canciller Heinz Moeller, el ex diputado Ricardo Noboa, el ex legislador y ex candidato presidencial Xavier Neira y el jurista Carlos Pareja, quien fue  secretario en su gobierno.

Pero el grupo se fue desgranando paulatinamente, según sus allegados, por los celos políticos del ex gobernante.

Noboa se desafilió del PSC en 1994 cuando este hizo el llamado "pacto de la regalada gana" con el PRE en el Congreso.

Moeller lo hizo en el 2000, cuando aceptó ser parte del gabinete de Gustavo Noboa (hermano mayor de Ricardo), quien se había enemistado con LFC por discrepancias políticas.

En el 2001, Febres-Cordero  acusó a Ricardo Noboa de "entregar a dedo" tarjetas de crédito del cerrado Filanbanco, (cuyo dueño era Roberto Isaías, casado con una sobrina de LFC) al Banco de Guayaquil y Banco Pichincha; en ese mismo proceso involucró al entonces ministro de Finanzas, Jorge Gallardo, hermano de la que fue una de sus más cercanas colaboradoras en el Municipio de Guayaquil, Gloria Gallardo, ahora del Prian.

En el 2003 denunció a Gustavo Noboa  por una supuesta negociación irregular de la deuda. Entonces emitió una de las frases más recordadas por sus detractores: "Lo voy a perseguir como perro con hambre".

Dijo entonces que no se trataba de una venganza personal, sino de hacer su trabajo de fiscalización en el Congreso.

Noboa estuvo dos años exiliado en República Dominicana. "Que Dios lo perdone, que se confiese y comulgue y no siga odiando al género humano", expresó  el ex presidente en entrevistas de prensa.

El alejamiento entre LFC y Nebot, en cambio, comenzó en  1996, cuando el primero dijo que prostitutas y homosexuales votaron por el PRE.

Nebot había ganado la primera vuelta presidencial y perdió frente a Abdalá Bucaram  en la segunda. La ruptura se acentuó durante la primera alcaldía de Nebot por discrepancias en el manejo del Municipio.

Como sus "perseguidos políticos" también se catalogaron el ex vicepresidente  Alberto Dahik (1992-1996), ex militante del PSC  acusado por uso indebido de gastos reservados; y  Bucaram (1996-1997), destituido del poder por supuesta incapacidad mental y autoexiliado en Panamá, de quien dijo poder probar que robó 35 mil millones de sucres del fisco.

"Yo admiraba a León, su liderazgo y sus ideas. Pero luego lo fui conociendo y dándome cuenta de que era un hombre mentalmente alterado, frustrado y que elimina a todos aquellos que brillan con luz propia", dijo Dahik, en abril del 2005.

En los últimos diez años, el círculo político de LFC estaba constituido por personajes socialcristianos con menos experiencia política: los ex diputados Alfonso Harb y Alfredo Serrano; el presidente nacional del PSC, Pascual del Cioppo; y la ex diputada y ex candidata presidencial, Cynthia Viteri (se desafilió en el 2007). Del grupo anterior se mantenía Xavier Neira, quien  fue expulsado del partido en el 2006.

Hasta antes de su retiro de la política en el 2007, Febres-Cordero se reunía con ellos todos los lunes, en su residencia en Urdesa, para planificar la estrategia política del partido.

Textuales: FRASES HISTÓRICAS DE SUS ADVERSARIOS
Gustavo Noboa, EX MANDATARIO
"LFC es un malcriado... Ninguno de sus insultos llega a la altura de mi desprecio".

Ricardo Noboa, EX PRESIDENTE DEL CONAM
"LFC copó  los espacios del partido por años... Ese liderazgo se ha desgastado".

Abdalá Bucaram, EX PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
"Febres-Cordero no manda ni en su casa, peor va a mandar a un pueblo socialdemócrata".

Alberto Dahik, EX VICEPRESIDENTE
"Admiraba a León. Luego fui dándome cuenta de que era un hombre mentalmente alterado, frustrado".

Política

Diseño

© Copyright 2008. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.