Miércoles 17 de septiembre del 2008 | 13:14 Política

Ministro Bustamante critica a HRF

AFP | QUITO

El gobierno de Ecuador manifestó este miércoles sus reservas frente a una ONG de derechos humanos, "con sede en Miami y vinculada al Partido Republicano", que abrió oficinas en Quito para seguir entre otros el caso de una ex prefecta detenida que considera "prisionera política".

Human Rights Foundation (HRF) "es desconocida, hemos preguntado a las demás organizaciones de derechos humanos, a todas, y no la tenían en el mapa", afirmó el ministro de Gobierno, Fernando Bustamante.

El funcionario agregó que, conforme sus averiguaciones, la HRF "apareció recientemente, tiene sede en Miami, fue fundada por un cubano exiliado y está vinculada al Partido Republicano de Estados Unidos".

"Vemos con reserva y con cierta preocupación la clara tendencia política de esta desconocida organización. Creemos que las organizaciones de derechos humanos, al margen de que puedan tener sus preferencias políticas (...), en su trabajo deben ser cuidadosas, deben atenerse a los hechos y al sentido de elemental justicia", comentó Bustamente a radio Sonorama.

HRF, que en su página electrónica se presenta como una organización internacional cuyo Consejo está constituido por ex presos de conciencia, abrió una sede en Quito para atender denuncias sobre violaciones de derechos humanos, según su vicepresidente Alek Boyd.

La ONG se ocupará entre otros del caso de Guadalupe Llori, una ex prefecta amnistiada por una huelga petrolera pero que sigue presa por presunto peculado, pues "sospecha que existe una especie de ensañamiento contra ella", señaló el activista.

Human Rights Foundation presentó el caso ante la ONU como el de "una prisionera política", tras lo cual el gobierno invitó a los relatores de ese organismo a que visiten al país y constaten la situación.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.