Inicio - eluniverso.com Noticias del Ecuador y del mundo
VIERNES | 27 de junio del 2008 | Guayaquil, Ecuador
 Ediciones Anteriores
  
eluniverso.com Suplementos Especiales Servicios Clasificados
Publicidad
Portada
Política
Economía
Sucesos
Migración
El País
Internacionales
Deportes
El Gran Guayaquil
Vida
En escena
Religiosa y Obituarios
Opiniones
Editorial
Columnistas
Cartas al Director
Temas
Fotogalerías
Agropecuario
Un día como hoy
Cuéntamelo todo
El Alquimista
The New York Times
Eloisa dice
Suplementos
Servicios
eluniverso.comEn escena
enescena@eluniverso.com
Noctámbula

Lucho Silva y su más fiel compañero: el saxofón

ampliar imagen ampliar imagen

El saxofonista Lucho Silva durante una presentación en La Posada de las Garzas.
Imprimir esta noticia Enviar noticia por e-mail

Junio 27, 2008

Por Jorge Martillo

Esa noche, antes de salir al escenario, el saxofonista Lucho Silva voló al pasado. Volvió a ser ese niño de 9 años que andaba en busca de bandas de jazz. Fascinado por ese instrumento que le parecía el más bello del mundo. “Dibujé saxos, los hice en palo de balsa”, cuenta. Hasta que un día su padre, Fermín Silva –violinista y director de orquestas–, al descubrir sus creaciones le dijo: “Tú vas a aprender saxo”.

A los 13 años comenzó a estudiar con el maestro Bolívar Claverol. A los 15 ya tocaba en la orquesta Costa Rica Swing Boys. Ha soplado música en la Blacio Jr., en la Sonora Rubén Lema fue cantante, y flautista en Los Cuatro, en De Luxe, en el conjunto Los Hermanos Silva. Y ahora su cuarteto de jazz, junto a sus hijos Lucho Jr. en el piano, Medardo en la batería y Freddy Auz en el bajo.

Actualmente toca y posee tres saxos –alto, tenor y soprano–, clarinete, flauta traversa, guitarra y pianos –de la academia musical Preludio, que dirige su hijo–. Pero en sus inicios no tenía saxo, los alquilaba. Hasta que el director de la orquesta Costa Rica Swing Boys le compró uno, que descontó tocando en la orquesta. “Así pagué mi primer saxo”, recuerda mientras acaricia su cabeza lisa como una bola de billar. Años atrás lo invitaron a Estados Unidos. Tocó con Les Paul, uno de los más grandes guitarristas.

También ha hecho música con orquestas cubanas y excelentes jazzistas gringos que ha invitado la academia. “A mí me gusta tocar con todo músico”, asegura.

No olvida una experiencia que lo enorgullece. Haber sido, en sus inicios, lagartero. Junto a otros se ubicaba en Quito y Clemente Ballén. “No me gusta cuando dicen: Ese es un pobre lagartero; porque había músicos de toda talla en esa esquina”.

Ahí por un sereno ganaba de 10 a 20 sucres. A veces, el que los contrataba prendía el carro y sin pagarles los dejaba tocando. “Nos hacían perro muerto, regresábamos a pie cargando nuestros instrumentos”.

Ahora esos recuerdos lo divierten tanto. Le encanta ser profesor de niños, jóvenes y adultos en la academia Preludio. A sus alumnos les aconseja que si quieren tocar como los grandes músicos tienen que estudiar.

“Para tocar jazz –afirma– se necesita estudiar bastante, no solo para entusiasmar al público que, a veces, engaña al músico aplaudiéndolo tanto que este cree que ya se la sabe de ida y vuelta”. Como siempre hay más que aprender, él estudia horas y horas. Así cada día brota de su saxo un mejor sonido.

A pocos minutos de tocar, extrae su instrumento del estuche y declara: “El saxo es mi compañero y musicalmente es el amor más grande que tengo”. Comenta que cuando toca le parece que “el saxo por su cuenta me está respondiendo”.

Ese viernes en La Posada de las Garzas empezó a volar notas de piano, bajo y batería. Silva digita y sopla St. Louis Blues. Después interpreta desde jazz clásico a pasodobles. Silva conversa y bromea con el público.

La velada delira con Lágrimas Negras. Es cuando su saxo parece derretir la noche. Suena jazz. Ese lenguaje imposible de describir por efímero y perfecto como el amor. En ese instante Lucho Silva y el saxo, su más fiel compañero, son uno solo: el jazz.

 Agenda
Guayaquil
Decoración

Rita Herrera Santos iniciará, el 1 de julio, el curso ‘Diseño mobiliario y  decoración’, en Circunvalación Sur 410 y Ébanos.  Informes 261-1190.

Más Actividades 
Secciones : Política | Economía | Sucesos | El País | Internacionales | Deportes | El Gran Guayaquil | En escena | Vida
eluniverso.com | Suplementos | Especiales | Servicios


eluniverso.com Noticias del Ecuador y del mundo
Diario El Universo - Av. Domingo Comín y Calle 11 - Guayaquil, Ecuador
Telf.: 593 4 2490000 Fax: 593 4 2492925 P.O. Box: 09 01 0531
Clasificados: 593 4 2495566 Suscripciones: 1-800-DIARIO

Este diario es miembro de AEDEP, SIP, WAN

© Derechos Reservados Compañía Anónima EL UNIVERSO. Todos los Derechos Reservados