Martes 05 de septiembre del 2006 | 08:29 El País

Eliécer Bravo se niega a dejar el cargo pese a su destitución

El depuesto alcalde de Chone, Eliécer Bravo, desestimó esta mañana la resolución del Concejo Cantonal que decidió destituirlo, y aseguró que continuará en el cargo.

“Yo sigo tranquilo, yo sigo siendo el alcalde, yo sigo atendiendo en la oficina”, aseveró esta mañana Bravo, quien se niega a dejar el despacho municipal.

El Concejo Cantonal resolvió ayer en la madrugada destituirlo, cuatro meses después de que la Contraloría General del Estado pidió la remoción del funcionario, el pasado 6 de mayo, por
las responsabilidades administrativas que detectó la entidad de control a la gestión municipal.

La Contraloría notificó a Bravo sobre la confirmación de la responsabilidad administrativa, la sanción de destitución del cargo y una multa de 38.400 dólares; sin embargo, pese al pedido del organismo de control, siete de los once concejales de Chone, determinaron la no dimisión del funcionario.

Ayer, una nueva mayoría conformada por siete concejales resolvió destituirlo, pero de acuerdo a Bravo eso no es legal porque “ la Ley Orgánica del Régimen Municipal, en sus artículos 76 y 77 habla de las dos terceras partes para destituir a un alcalde”, dijo a Citynoticias (89.3 FM Guayaquil).

En remplazo de Bravo, fue nombrado el vicealcalde Ramón Polibio Arteaga. Para el despuesto funcionario, es algo que lo tomó por sorpresa porque el jueves pasado se reunió con Arteaga y no entiende porqué ahora se unió a los concejales para hacer oposición.

De otro lado, Eliécer Bravo (PSC), desmintió que la candidata a la Presidencia de la República, Cynthia Viteri, también socialcristiana, no haya tenido el apoyo de Chone.

El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.