Miércoles 21 de diciembre del 2005 Economía

El Congreso con 28 días para elegir S. de Bancos

QUITO

http://src.eluniverso.com/2005/12/21/0001/9/files/103616-2620-f2500.jpg

Germánico Maya, Efrén Cocíos y Raúl Guzmán Miranda.

En el Parlamento no hay consenso para apoyar a los tres candidatos a Superintendente de Bancos.

Si el presidente del Congreso, Wilfrido Lucero (ID), no convoca a un periodo extraordinario de sesiones antes del 17 de enero del 2006, cuando los diputados regresen de la vacancia legislativa, se corre el riesgo que se aplique el ministerio de la ley  y el primero de la terna de candidatos enviada por el Ejecutivo sea el nuevo Superintendente de Bancos.

El Congreso tiene plazo hasta el 18 de enero próximo para elegir a uno de los tres candidatos (Germánico Maya, Efrén Cocíos y Raúl Guzmán), por lo que los diputados tendrían solo dos días para debatir y elegirlo.

De los diputados consultados, solo los socialdemócratas y roldosistas se pronunciaron a favor de un eventual apoyo al primero de la terna; mientras que el MPD y Pachakutik anticiparon cuestionamientos. Otros como el PSC y DP esperan analizar las hojas de vida.

El diputado Andrés Páez (ID) dijo que la candidatura de Germánico Maya tiene el mérito de ser uno de los ejes para el paro judicial que condujo a la caída de la denominada Pichi Corte.

Mientras el roldosista Ernesto Valle señaló que en principio respaldarán la terna y restó importancia al criterio de que Maya habría hecho un pronunciamiento a favor de los hermanos Isaías (ex dueños de Filanbanco).

El diputado Salvador Quish-pe, de Pachakutik comentó que frente a la candidatura de Maya existen tres incógnitas: si es conocedor de los temas financieros; cuál será su actuación frente al caso Filanbanco, y sobre sus últimas actuaciones en el gobierno de Lucio Gutiérrez.

El PSC se pronunciará en enero. Pero Xavier Sandoval cuestionó al Ejecutivo por no buscar profesionales en el área financiera.

La DP –según el diputado Ramiro Rivera– se reunirá en la primera semana de enero, para estudiar la trayectoria de los tres aspirantes.

LA TERNA

Germánico Maya  (52 años) es doctor en Jurisprudencia de la Universidad Central. Hasta el 16 de diciembre pasado se desempeñó como vocal del Consejo de la Judicatura. El 22 de diciembre del 2003 envió una carta a Blasco Peñaherrera Solah, director de Market, en donde se declara “absolutamente de acuerdo” con el escrito presentado por Walter Guerrero, abogado de los hermanos Roberto y William Isaías, para reclamar la inocencia de los ex accionistas de Filanbanco, acusados de peculado.
En el texto, Maya sugiere reforzar la defensa. Plantea una estrategia “con la participación de personajes de reconocida solvencia política, moral y profesional”. También recomienda que los comentarios deben provenir de “personalidades de la rama” que ayuden a exponer los criterios de la defensa.

“Estos últimos cuidarían de que provengan de profesionales con cierta relación o influencia en los ministros que deban resolver la causa con el propósito de crear el ambiente de presión y convicción en los magistrados”, agrega.

Maya consta  entre los nombres que propuso en enero de este año el Frente Cero Corrupción, afín a Lucio Gutiérrez, para ser magistrado de la Corte.

Los clientes de Maya son los bancos del Pacífico, Popular, Rumiñahui, Machala,  Mutualista Pichincha, De Colombia, entre otros.

Efrén Cocíos  (61 años) es doctor en Jurisprudencia, experto en derecho bancario. Entre 1997 y 1999 fue asesor de varias instituciones financieras; y entre 1987 y 1997 trabajó como jefe del departamento legal del Banco del Pacífico. Pero en su trayectoria personal se destaca la militancia política, por más de 35 años, en la Izquierda Democrática (ID). Alcanzó varios cargos de elección popular, como diputado (1988-1992) y concejal de Quito (1998-2002). También fue vicealcalde entre el 2000 y 2002. Fue un crítico del alcalde Roque Sevilla, para quien pidió a la Contraloría una investigación por el manejo de las partidas de publicidad y propaganda. Mientras ejerció funciones en el Municipio decidió separarse de la ID, entre otras razones, por discrepancias con el líder del partido, Rodrigo Borja. Cocíos logró consolidar una buena relación con Xavier Ledesma y Óscar Ayerve, ambos ex militantes de la ID. Ayerve fue presidente de la Junta de Acreedores de Filanbanco y, desde el 2001, ha cuestionado a todos los superintendentes de Bancos. Entre 1993 y 1998 estuvo vinculado a la exportación de flores en calidad de director de Ricaflor. Fue presidente de Liga de Quito en 1984. Durante varios años fue profesor de Derecho Bancario y Ciencias Políticas en las universidades Central del Ecuador e Internacional.

“Si yo fuera  designado, capaz que duro dos o tres meses... Mi idea es que tiene que cumplirse la Ley”, dice Raúl Guzmán Miranda (49 años), doctor en Jurisprudencia, quien destaca en su trayectoria su papel como abogado de los bancos Amazonas y de Guayaquil, cargo que, sin embargo, no consta en su hoja de vida. Niega cualquier filiación o participación política.  En un artículo publicado en internet (en el sitio de prensacorrupta.com), sostiene: “El que a seguridad jurídica mata a seguridad jurídica muere”, refiriéndose a los defensores de la petrolera Occidental. Guzmán es un conocedor del tema minero. Fue asesor jurídico de la compañía Minera Mariana (cuya principal es de Australia) y de la Minera Río Blanco (subsidiaria de la inglesa Monte Rico). Actualmente trabaja para la Minera Iamgold Ecuador, cuya matriz está en Canadá. Ha presentado varios pedidos de concesiones mineras en el sur del país, algunos de los cuales fueron archivados. En el sector público se ha desempeñado como director nacional de Propiedad Intelectual (1993), director de Asesoría Jurídica del Innfa (1989-1992). Entre 1981 y 1983 fue auxiliar judicial Nº 2 del Juzgado de Tránsito de Pichincha. Guzmán reconoce que no está al tanto de los detalles en algunos temas bancarios, pero asegura que con “transparencia y trabajo” podrá asumir el cargo.
Economía

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.