Jueves 27 de octubre del 2005 Política

El Gobierno plantea una nueva consulta

QUITO

El referéndum preguntaría si se desea una

Ayer se publicó en el Registro Oficial el Decreto Ejecutivo 705 mediante el cual el Presidente disponía al TSE convocar a consulta popular sobre la Constituyente, lo que fue negado por el organismo electoral. Ahora el jefe de Estado analiza la opción de un referéndum que contenga dos opciones, sin el estatuto que envió en principio.

Una consulta popular en la que la población decida si quiere que se instale una Asamblea Constituyente o una Constitucional podría resolver la pugna que mantienen por el tema el Ejecutivo y el Legislativo.

Así lo reconoció ayer el presidente Alfredo Palacio durante un encuentro con la prensa extranjera, pero además señaló que el mecanismo para reformar la Constitución podría retrasar las elecciones presidenciales del 2006.

El Mandatario impulsa la formación de una Asamblea Constituyente con plenos poderes. El Congreso, en cambio, quiere una Asamblea Constitucional que reforme solo la carta fundamental.

En tanto, agrupaciones de la sociedad civil y estudiantes  protagonizaron en Quito y Guayaquil marchas y plantones por la Constituyente.

"Ecuador sigue siendo inviable; Ecuador sigue siendo un Estado caduco (...) Necesitamos tener un estado de derecho, mientras no lo tengamos (el país) no será totalmente estable."
Alfredo Palacio, presidente de la República

El Gobierno ensayará una nueva fórmula para tratar de concretar la convocatoria a una Asamblea que reforme la Carta Política. Esta consistiría en proponer la realización de una consulta popular para que el pueblo decida entre una Constituyente y una Constitucional.

Así lo dejó entrever el mandatario Alfredo Palacio ayer durante una reunión que mantuvo con corresponsales extranjeros. “Si la voz de la Constitucional se levanta con mayor fuerza... la posibilidad es que también consultemos al pueblo sobre esa modalidad”, dijo.

Añadió que la convocatoria a la Asamblea “no será excluyente con nadie e incorporará todas las propuestas que tengan representatividad popular”.

La propuesta de una consulta popular con dos opciones de Asamblea, según fuentes de Carondelet, se presentará entre hoy y mañana al Tribunal Supremo Electoral (TSE), con el propósito de demostrar que el régimen respetará, pese a la oposición política, todos los procedimientos legales y constitucionales previstos para este tipo de procesos.

El ministro de Gobierno (e), Galo Chiriboga, no confirmó si este finalmente es el camino por el cual optará el Ejecutivo, aunque dijo que es una de las posibilidades que iban a ser analizadas ayer por la tarde en una reunión entre el presidente de la República y los constitucionalistas Galo García Feraud, Alfredo Castillo, Hernán Salgado y Julio César Trujillo.

En sus declaraciones a la prensa internacional y según la agencia de noticias AP, Palacio reiteró que está convencido de que la mejor vía para refundar el país es la Constituyente, cuyo periodo de funciones sería no mayor a tres meses o el tiempo necesario para que no se sobreponga al proceso electoral del 2006.

El Mandatario además explicó que la Constituyente, en caso de realizarse, no podrá reformar los tratados y convenios internacionales suscritos con anterioridad ni tampoco el sistema de dolarización que rige en el país desde el 2000.

No obstante, según la agencia Reuters, Palacio también sugirió la posibilidad de que la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos  sea definida por la Constituyente. “Esto (...) tiene que ser conocido por el pueblo en sus instancias adecuadas. Y esa instancia en este caso perfectamente es la Asamblea (...) La Constituyente puede tratar todo”, indicó el mandatario, quien advirtió que el órgano podría resolver incluso la pugna que mantiene el Estado ecuatoriano con la petrolera estadounidense Occidental Petroleum Corp. Oxy.

La apertura del Jefe de Estado a que estos dos casos puedan potencialmente ser analizados por la Asamblea responde de alguna forma a las exigencias que en este sentido han realizado las organizaciones sociales que apoyan la convocatoria a una Constituyente.

Precisamente pasadas las 17h00, el Palacio de Carondelet volvió a ser visitado por agrupaciones de Derechos Humanos, trabajadores petroleros y otros sectores de la sociedad civil que respaldaron la posibilidad de que en un referéndum el pueblo decida entre una Asamblea Constituyente y una Constitucional y exigieron que esta se convoque.


Ecuador sigue siendo inviable; Ecuador sigue siendo un Estado caduco (...) Necesitamos tener un estado de derecho, mientras no lo tengamos (el país) no será totalmente estable.
Alfredo Palacio,
presidente de la República

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.