Martes 30 de agosto del 2005 | 14:09 Internacionales

Duarte niega en Chile instalación en Paraguay de base militar de EE.UU.

AFP | Santiago, Chile

El presidente paraguayo, Nicanor Duarte, aclaró  que la reciente visita a su país del secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, tuvo sólo un carácter de "cortesía" y que Paraguay no  permitirá la instalación de una base militar de Estados Unidos.
  
"En Paraguay no va haber ninguna base militar norteamericana ni ningún centro que tuviera ese carácter", dijo el mandatario paraguayo en una rueda de  prensa junto a su par chileno, Ricardo Lagos, después de reunirse en el palacio presidencial de La Moneda.
 
"De ningún modo vamos a acceder a ello porque somos un país soberano",  agregó Duarte, quien arribó el lunes a Santiago en el marco de una visita oficial que se extenderá hasta el miércoles.
  
El mandatario precisó que se niega a esa idea porque la política exterior de su país responde a un "interés doméstico", sin perder la soberanía ni los  principios del derecho internacional.
  
Antes, en una entrevista con el diario El Mercurio, Duarte también había negado la instalación de una base militar estadounidense en su país. 
  
"No existe un planteamiento para instalar una base militar estadounidense en Paraguay, y si existiera lo rechazaríamos de modo contundente", dijo al  diario.

"Eso significaría una mutilación de nuestra autonomía e independencia política y económica", agregó.
  
El presidente paraguayo aclaró que la visita de Rumsfeld a su país a mediados de agosto sólo fue de cortesía.
  
Rumsfeld dijo durante esa visita a Asunción: "Hay ciertamente evidencias de que tanto Cuba como Venezuela han estado involucrados en la situación en  Bolivia de maneras que no ayudan".
  
En Caracas se dijo que el secretario de Defensa había viajado como una forma de "marcar presencia" de Estados Unidos para detener la influencia venezolana y cubana en la vecina Bolivia.
  
Por su parte, el presidente cubano, Fidel Castro, dijo que Washington pretendía instalar bases militares en Paraguay y Ecuador para "intervenir  militarmente" en Bolivia o Brasil, si en esos países avanza una "situación  revolucionaria".
  
Bolivia enfrentó en junio pasado una fuerte convulsión política que terminó con la dimisión del presidente Carlos Mesa, en medio de masivas protestas  encabezadas por el líder cocalero Evo Morales.
  
En el marco de su visita a Santiago, el Partido Comunista chileno le hizo llegar a Duarte una carta pública en la que le comunicó "la extrema gravedad"  que tienen para los países de América Latina las decisiones adoptadas por su  Gobierno con motivo de la visita de Donald Rumsfeld.
  
La misiva critica que el gobierno de Duarte haya aceptado que efectivos militares norteamericanos participen en maniobras y labores de entrenamiento en  territorio paraguayo, ya que -dice- serán "el primer paso para instalar una  base militar del poder imperial".
  
El viaje de Duarte a Chile tiene un carácter eminentemente comercial, indicaron fuentes gubernamentales paraguayas a la AFP.
  
La agenda de Duarte también contempla una visita a la sede del Congreso chileno en Valparaíso, 110 km al oeste de Santiago, y al puerto de Antofagasta (1.400 km al norte de la capital chilena).
  
En ese lugar será habilitado un depósito de 5.700 metros cuadrados,  recientemente cedido por las autoridades chilenas para la salida de productos paraguayos por el Océano Pacífico.

  

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.