Jueves 11 de agosto del 2005 | 10:07 Política

Álvaro Pérez confiaba en su relación con Washington

El ex alcalde de Quito, entrevistado telefónicamente, esta mañana expresó su extrañeza luego de que a través de amigos y medios de comunicación se enteró en Italia, donde vacaciona, de que el gobierno retiró su nombre para la Embajada de Estados Unidos.

“Mi extrañeza radica fundamentalmente en que nadie me ha dicho una sola palabra de lo que estaba pasando. Si yo hubiera sabido que eso iba a suceder, tenga la seguridad de que no hubiese prestado mi nombre para una tomadura de pelo de esta naturaleza”. Esa fue la reacción de Álvaro Pérez esta mañana en varios canales de televisión locales, luego de que durante una entrevista con Canal Uno, vía telefónica desde Italia, se enteró de que el gobierno de Alfredo Palacio había retirado su nombre para la Embajada de Washington.

Pese a que el martes el canciller Antonio Parra Gil prácticamente emplazó a Estados Unidos para que hasta mañana acepte a Pérez como jefe de la misión diplomática, ayer confirmó el retiro del nombre del ex diputado socialcristiano para la Embajada de Washington. En ese momento dijo que el plazo había terminado una semana antes y que él había pasado por un "lapsus", lo que motivó el error.

Ante los últimos hechos, Pérez dice sentirse sorprendido. Luego de que “el Canciller, los funcionarios de Cancillería, el mismo Presidente de la República, que insistieron tanto en ese nombramiento, creí yo que podía contribuir a afianzar la relación entre Estados Unidos y Ecuador. Creí que habiendo problemas en el camino, como el Tratado de Libre Comercio, entre otros de importancia, podía ayudar y coadyuvar para que las negociaciones tengan por lo menos una transparencia que tanto necesita el Ecuador”.

Pero la molestia y extrañeza de Pérez no solo se basa en que ningún funcionario del régimen lo haya llamado a informarle sobre la nueva decisión del Ejecutivo. Se sorprendió “más todavía cuando me enteré de que el gobierno americano a través del Departamento de Estado había solicitado a la Cancillería una aclaración sobre la posición del gobierno de Palacio en relación a la representación del anterior embajador propuesto por el gobierno de (Lucio) Gutiérrez”.

De acuerdo a Pérez, supo por el Departamento de Estado de la Casa Blanca que estaba listo el visto bueno para el beneplácito “porque tengo algunas buenas relaciones con el gobierno americano, y las relaciones me dieron la satisfacción de saber que todo estaba prácticamente concluido”.

En Washington, el Departamento de Estado aclaró ayer, según la agencia de noticias AP, que la demora de EE.UU. para aceptar un nuevo embajador de Ecuador no se debe al acercamiento que ha mostrado Alfredo Palacio hacia el presidente venezolano Hugo Chávez.

“Ese no es un factor, no está bajo consideración alguna... Las consideraciones de pedidos de países sobre la designación de nuevos embajadores ante los EE.UU. se basan en cuestiones bilaterales”, dijo el portavoz J. Adam Ereli. “Vamos a ver y proceder con el pedido ecuatoriano sobre la base de nuestras relaciones con Ecuador, no sobre la base de nuestras relaciones con algún tercer país”, agregó.
Sin embargo, el reporte de la agencia no hizo referencia al nombre de Álvaro Pérez.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.