Domingo 26 de junio del 2005 El Gran Guayaquil

La Puntilla a punto de ser parroquia urbana

Redactora | Mónica Vicuña Molina

http://src.eluniverso.com/2005/06/26/0001/18/files/87797-2355-f2500.jpg

SAMBORONDÓN, Guayas.- Moradores de La Puntilla pagan por el mantenimiento de sus urbanizaciones desde $ 50 hasta más de $ 100 al mes.

Solo falta la aprobación del Ministerio de Gobierno. La figura es parroquia urbana satélite

El sector de La Puntilla hasta el km 10,5 de la vía a Samborondón se convertirá en parroquia urbana satélite del cantón Samborondón.

El Concejo Cantonal de Samborondón aprobó, en diciembre del 2004, la ordenanza con la que se adhiere el sector a ese cantón.

Solo falta que el Ministerio de Gobierno apruebe la propuesta, hecha a base de la facultad que otorga la Ley de Régimen Municipal.

Habitantes de ese sector están de acuerdo con el plan, porque ya no tendrán que venir a Guayaquil a votar. El Municipio de Samborondón espera recibir más recursos.

La confusión que había entre los aproximadamente 10 mil habitantes de las 54 urbanizaciones que hay en la vía La Puntilla-Samborondón –de las que solo 23 están totalmente desarrolladas–, sobre si pertenecían a Guayaquil, Tarifa o Samborondón, terminó.

El motivo es que solo falta la aprobación del Ministerio de Gobierno para que esta zona residencial se convierta oficialmente en La Puntilla, la nueva parroquia urbana satélite de Samborondón.

Esta será la segunda parroquia urbana del cantón, la primera y única es la cabecera cantonal; Tarifa es parroquia rural y tiene además 120 recintos.

El 16 de diciembre del 2004, el Concejo Cantonal de Samborondón aprobó, en segundo debate, la ordenanza municipal con la que se crea este nuevo punto geográfico de la provincia.

La nueva parroquia abarca el sector comprendido desde “el km 0 de La Puntilla, donde nace Samborondón, hasta el km 10½ de la vía al cantón”, según José Yúnez, alcalde de Samborondón y miembro del Partido Social Cristiano (PSC).

“Es decir hasta la Y, donde se abre la carretera y por un lado se va a la Perimetral y por el otro al pueblo de Samborondón”, indica Rodrigo Cevallos, presidente de la Federación de Organizaciones Sociales La Puntilla (Foslap), que agrupa a 24 urbanizaciones de la zona de mayor desarrollo urbano del país, según José Yúnez.

Los límites de la nueva parroquia son, al norte: el estero El Batán, desde la desembocadura del río Daule hasta la carretera que conduce de La Aurora a Samborondón. 

Al sur, la confluencia de los ríos Daule y Babahoyo; al este, el margen del río Babahoyo, abarcando la isla Penitencia y la Mocolí, y al oeste, el Daule desde la confluencia con el Babahoyo hasta la desembocadura del estero El Batán, señala Cevallos.

Yúnez indica que la iniciativa partió del Concejo Cantonal de Samborondón, “por solicitud de la comunidad que quería ser parte integral de Samborondón”.

Aceptación
Cevallos indica que ellos aceptaron el plan que fue propuesto por el Concejo, porque quieren convertirse en un recinto electoral y no tener que ir a votar en Tarifa, la cabecera cantonal (Samborondón) o la parroquia Tarqui de Guayaquil.

“Tendremos el número suficiente de votantes para nombrar alcaldes y concejales. ¿Para qué vamos a ser cantón? si lo único que necesitamos es el voto”, dice en respuesta al rumor de que el sector pretendía independizarse como cantón.

Con este criterio coinciden Holger Viteri, presidente del comité de Entre Ríos; Jorge Mata, titular de Biblos; José Julián Sánchez, administrador del centro comercial La Piazza (ubicado en el sector y morador de Entre Ríos); y Kiona Orcés, administradora de Torre del Sol.

Según Yúnez, esto era necesario porque “había muchos problemas porque no existían los linderos definitivos de Samborondón. Ahora con este proceso los hemos fijado con Daule, Salitre y  Jujan”.

Agrega que la parroquialización de La Puntilla se sustenta en el Plan Estratégico de Manejo de Crecimiento del cantón, elaborado por las escuelas de arquitectura de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) y la del Georgia Institute of Technology, de Atlanta (EE.UU.).

El estudio indica que en la próxima década la población de Samborondón, de 80  mil habitantes (incluidos los de La Puntilla), se duplicará. Y recomienda concentrar más crecimiento poblacional en La Puntilla y formar una nueva zona de desarrollo urbano a lo largo de la carretera hacia el Puente Alterno Norte.

“Ahora el Municipio va a tener la oportunidad de percibir más recursos del Gobierno, que los transfiere según el número de habitantes, que se va a incrementar. En Samborondón viven 50 mil habitantes según el censo, pero yo considero que la población es de 80 mil, incluida La Puntilla”, dice Yúnez.

El funcionario señala  que una vez que La Puntilla sea parroquia urbana recibirán el 20% más de los $ 136 mil que mensualmente les entrega el Ejecutivo por la ley del 15% a los municipios.

Este Cabildo continuará percibiendo al año aproximadamente $ 1’600.000 por impuestos prediales de La Puntilla. Pero el cálculo, que se hace con base en un avalúo catastral, se convertirá en comercial a partir del próximo año.

Los moradores de La Puntilla no exigen, como otras parroquias, servicios básicos, porque los tienen. Lo que piden al Municipio de Samborondón es más seguridad.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.