Martes 08 de febrero del 2005 Cultura

Giselle Rosado, la nueva reina internacional del carnaval 2005

SALINAS, Guayas

La experiencia de participar en certámenes como Miss Ecuador 2004, Fashion Week, Reina Mundial del Banano (donde quedó finalista) y del Café fueron los aliados que tuvo la ecuatoriana Giselle Rosado para ganar el concurso Reina Internacional del Carnaval 2005, cuya gala se realizó el sábado pasado en el hotel Barceló Colón Miramar.

El retraso de hora y media de la gala, prevista para las 21h00; los breves apagones y hasta un corte de audio que interrumpió la animación de María Clara Triviño y el argentino Carlos Alberto Vicente, quedaron de lado cuando se anunció a Rosado, una babahoyense de 22 años, como ganadora del certamen entre nueve aspirantes.

La nueva soberana, quien mide 1,81 m, recibió la corona de la costarricense Shirley Calvo, reina de la primera edición efectuada el 27 de febrero del 2004.

La seguridad de Rosado ante el jurado fue clave para su triunfo ante Tatiana Vargas, de Costa Rica, e Ingrid González, de Panamá, las otras dos finalistas del torneo en el que intervinieron, además, la boliviana Aylin Tufiño, la uruguaya Paola Macías, la venezolana Marianne Puglia, la chilena Evelyn Cerro, la guatemalteca Evelyn Arreaga y la nicaragüense Anasha Campbell.

Rosado, cuyas medidas son 90-62-90, inició su carrera como modelo hace cuatro años y desde hace dos trabaja para la agencia CN. En el 2003 ganó el Fashion Week y la representación del país en Buenos Aires, Argentina, y Punta del Este, Uruguay.

La velada de elección empezó a las 22h30, tras soportar un par de apagones, con una coreografía para presentar a las candidatas. Ellas desfilaron primero en traje casual y luego en atuendos típicos.

A las 22h48, el ecuatoriano Hugo Enríquez subió a escena para interpretar boleros. Tras la primera intervención del cantante nacional (tuvo tres), se registraron momentáneos problemas de audio y luego, cuando este cantó por segunda vez, un nuevo inconveniente opacó la noche. A las 23h00, antes del desfile de las candidatas en traje de baño, el encargado de poner el disco de Enríquez se equivocó. El público se quedó perplejo mientras el artista decía: “no, esa no es (la canción), esa no, la otra”. El tema que él pretendía era Silencio del venezolano José Luis Rodríguez, El Puma.

Lo demás transcurrió bien hasta la designación de Giselle Rosado como reina internacional del carnaval 2005. (RV)

Cultura

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.