Jueves 14 de octubre del 2004 Política

Presidentes definirán un censo de colombianos

QUITO

http://src.eluniverso.com/2004/10/14/0001/8/files/66447-1999-f2500.jpg

El canciller Patricio Zuquilanda (i) conversa con el presidente de la República, coronel Lucio Gutiérrez, en la Gobernación del Guayas, el 9 de octubre pasado.

A un día de la reunión de los presidentes de Ecuador y Colombia, Lucio Gutiérrez y Álvaro Uribe, en Esmeraldas, varios son los acuerdos previos entre ambas naciones.

El subsecretario de política bilateral de la Cancillería, Roberto Betancourt, indicó que los extranjeros indocumentados en el país (colombianos en su mayoría) tendrán plazo hasta diciembre del 2004 para regularizar su situación, con la facilidad de que no tendrán que salir al consulado colombiano más cercano para obtener la visa.

En el mismo ámbito de la migración, uno de los aspectos más importantes de la agenda de la reunión de mañana, prevista para el mediodía, es un acuerdo para establecer cuántos colombianos están radicados en el Ecuador. No está definido el mecanismo, pero no se descarta la posibilidad de un censo.

En cuanto a la corresponsabilidad pedida por el canciller ecuatoriano, Patricio Zuquilanda, por parte de Colombia con sus refugiados, se buscará canalizar de cuatro maneras, dos a cargo de la Red de Solidaridad de Colombia, un programa del gobierno colombiano para ayudar a los desplazados tanto en programas de desarrollo, como en respaldo psicológico.

El objetivo, dijo Betancourt, es que los responsables de esta Red vengan al país para difundir entre los solicitantes de refugio (27.730 en cuatro años) los programas de desarrollo que generan en Colombia, en territorios recuperados, y que en el caso de los refugiados reconocidos (7.790) den un apoyo técnico y psicológico para que se adapten a su situación en el Ecuador.

El funcionario además recalcó que solicitarán que la Comisión Tripartita de Refugio, integrada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) de Colombia y Ecuador y los representantes de los gobiernos de los dos países, se reúna trimestralmente para evaluar la situación de los asilados en el país.

Betancourt explicó que en la cita también se discutirán temas comerciales, sobre todo porque Colombia tiene interés de invertir en exploración petrolera, la construcción de un gasoducto desde Lago Agrio hasta Quito y en una tercera línea de interconexión eléctrica.

Mañana, además de la reunión presidencial, habrá mesas de trabajo sobre comercio, desarrollo fronterizo, seguridad, energía y migración.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.