Jueves 16 de septiembre del 2004 Gente

Un director de Latinoamérica

Redactora | Bertha Díaz

El uruguayo Julio Levinas conduce hoy la OSG

http://src.eluniverso.com/2004/09/16/0001/1065/files/64231-1958-f2500.jpg

El director invitado, el maestro Julio Levinas, en el ensayo con la Orquesta Sinfónica de Guayaquil realizado ayer.

La Casa de la Cultura del Guayas (Nueve de Octubre y Pedro Moncayo) servirá de escenario para que la Orquesta Sinfónica de  Guayaquil actúe a las 19h00. Entrada  gratuita.

Julio Levinas no es el director de una orquesta sinfónica, sino de muchas. Desde hace unos ocho años este músico uruguayo viaja cada mes a diferentes puntos de Latinoamérica para conducir con su batuta conciertos orquestales.

A la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG) le llegó su turno. Hoy, a las 19h00,  Levinas actuará como director invitado de esta agrupación,  que ofrece su duodécimo concierto de temporada en la Casa de la Cultura  (Nueve de Octubre y Pedro Moncayo).

El maestro confiesa que le gusta estar frente a varias orquestas porque cada una es distinta a la otra y eso le  permite descubrir   las múltiples interpretaciones que puede llegar a tener  una misma obra.

Pero  Levinas no solo es un director reconocido, sino además, uno de los violinistas más famosos de su país natal.

Composiciones de autores de diversas épocas  han sido escuchadas  gracias al pequeño instrumento de cuerda frotada de Levinas, en ciudades como Jerusalén,  Madrid, Miami, París, Río de Janeiro, Washington, a través de transmisiones radiales directas, realizadas desde Ginebra.

Este artista ha sido también el concertino (violinista principal)  de varias agrupaciones,  y   en la actualidad  imparte la cátedra  de violín  en la Escuela Municipal de Música de Montevideo.

Dentro del concierto de esta noche  dos de las piezas que el músico dirigirá  contarán con    un solista de su misma especialización:  el violín.  El músico es el  guayaquileño Álex Jimbo,  de 18 años.
 
Seguro de su vocación
“Yo quiero dirigir,  dirigir y dirigir.  A corto y a largo plazo esa es mi máxima aspiración”,  sentencia con absoluta seguridad Levinas.

Levinas manifiesta que jamás ha dudado de que trabajar para la música es su vocación. “Siempre estuve seguro de que esto es lo mío. No puedo dedicarme a otra cosa, porque  con esto vibro”, dice.

El director e instrumentista sostiene que todo en la vida confluyó para que él se dedique a la música de lleno.

Una de las anécdotas que cuenta es que entró a la universidad a estudiar Ingeniería,  pero no  concluyó.  Sin embargo,  las clases de acústica que recibió en esta carrera las mezcló con sus conocimientos musicales y ahora es uno de los pocos maestros que imparten acústica musical en Latinoamérica.

El director afirma que todo saldrá perfecto esta noche. Dice que subirse a un escenario no le provoca nervios.

“Cuando debes dirigir un cuerpo de alrededor de 70 personas debes tener plena seguridad,  porque cada sensación es transmitida a través de la batuta”.  Y el maestro Levinas agrega: “Para mí estar frente a una sinfónica es siempre una oportunidad irrepetible,  por eso la aprovecho al máximo”.

SOLISTA

Obras
El violinista Álex Jimbo Viteri,  de 18 años de edad,  actúa esta noche como solista de la Orquesta.  Interpretará la Marcha Eslava Op. 31,  de Tchaikovski y Tzigane,  de Ravel.

Estudios
Jimbo empezó a estudiar violín a los 3 años de edad.  Su madre,  Fanny Viteri,  fue su primera maestra.  Ha actuado como solista en varias ciudades del país y en escenarios de Perú e Israel. En la actualidad es el integrante más joven de la Sinfónica guayaquileña.

Proyectos
Tiene previsto viajar en el próximo mes de octubre a Estados Unidos para actuar como solista invitado con la Miami University Symphony Orchestra.


Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.