Miércoles 18 de agosto del 2004 El Gran Guayaquil

Paso elevado se cerrará al tráfico vehicular hoy

Hoy se cerrará al tráfico vehicular el paso elevado ubicado en las avenidas Francisco de Orellana y Agustín Freire. La empresa Equitesa realizará trabajos de reparación en la losa de esa vía.

Rubén Coronel, director de la Unidad CAF-BEDE del Municipio, que supervisa la obra, indicó que hoy tendrá los resultados definitivos de los análisis hechos a las muestras del hormigón que se desprendió a comienzos de este mes el paso a desnivel.

“Con esos resultados podremos cuantificar el daño y establecer las dimensiones de la losa que habría que reconstruir para que la estructura quede completamente segura”, señaló Coronel.

El funcionario sostuvo que en caso de que las pruebas confirmen que el hormigón utilizado en la obra es de baja calidad, el Cabildo obligará a la empresa contratista (Equitesa) a romper toda la losa de la vía y volver a fundir con material resistente.

Agregó, asimismo, que en la construcción de la obra la firma Equitesa utilizó hormigón fabricado por ellos mismos. “De todos los camiones se tomaron muestras de rendimiento pero no de resistencia del concreto, como lo establecen  las normas de construcción”, reveló Coronel.

Daño no es serio
No obstante, reiteró que el daño en la losa no es serio. Aclaró que esa empresa deberá asumir los gastos que impliquen los trabajos en la infraestructura.

El contrato de construcción establece que la contratista es responsable de todos los vicios  (fallas técnicas) que pudieran presentarse, indicó el director  municipal.
Según Coronel, de conformidad con la ley, Equitesa tiene una responsabilidad de diez años por  problemas de construcción que pudieran ocurrir  en toda la estructura del paso elevado.

“Equitesa es una empresa reconocida por su seriedad y no puede someter a dudas su reputación por causa de un mal trabajo realizado”, indicó el funcionario.

Coronel manifestó también que en caso de que se tenga que volver a fundir la losa del puente elevado, estos trabajos empezarían el fin de semana  y concluirían luego de tres días.

“Pero el paso al tráfico vehicular seguiría cerrado por dos semanas más hasta esperar que el nuevo hormigón se seque  y adquiera resistencia”, manifestó.

El directivo de la unidad CAF–BEDE mencionó que el Municipio exigirá a la contratista que en la nueva fundición de la losa  se emplee un aditivo que le permita ganar resistencia en pocos días para habilitar la vía lo más pronto posible.

Esta no es la primera vez que el puente presenta una avería, la primera ocasión ocurrió en noviembre del año anterior, cuando se desprendió parte de la losa, pero en otro tramo.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.