Viernes 28 de mayo del 2004 | 14:58 El País

Incidentes en reclamo sobre carnet estudiantil en Quito y Guayaquil

Agentes de la Policía repelieron con gases lacrimógenos la protesta de cientos de estudiantes que ese viernes salieron a las calles de Quito y Guayaquil para exigir el carnet estudiantil, que les permitirá pagar la mitad de la tarifa de transporte urbano.

Las marchas de protestas de estudiantes secundarios, que en un principio reclamaban la implementación del carnet estudiantil, se derivaron posteriormente a exigir que se destine el 30% de fondos del presupuesto del Estado para la educación y, además,  la salida del Ministro de Economía, Mauricio Pozo, según informó el dirigente estudiantil, Paúl Ramírez.

En la capital, el enfrentamiento más fuerte de esta mañana se produjo a la altura del parque de la Alameda, sitio en que los estudiantes se enfrentaron con la Policía que los repelió con gases lacrimógenos.

El noticiero de Ecuavisa anunció, en su emisión de mediodía, que los estudiantes se encontraban en las inmediaciones de la Universidad Central, en donde según la cadena televisiva los protestantes tienen secuestrados tres buses.

Ramírez dijo que mediante decreto firmado en diciembre por el Ejecutivo se debía implantar desde mayo en la Costa y desde octubre en la Sierra el carnet estudiantil pero no se lo ha hecho; por lo que acusa al ministro Pozo de negligencia, debido a que ha planteado que el documento se lo entregue desde el 2005, perjudicando a los estudiantes especialmente de la serranía que "tendrán que esperar dos periodos lectivos para acceder al carnet de identificación".

Mientras tanto, en Guayaquil la marcha de estudiantes que partió desde la Casa de la Cultura, y que agrupaba a al menos 50 estudiantes, que llegó a la Gobernación, a la altura de Malecón 2000, fue repelida por la Policía nacional que tiró bombas lacrimógenos, lo que produjo el repudio de los jóvenes.

No obstante, al preguntarle al Ejecutivo provincial, Felipe Mantilla, sobre las acciones que las fuerzas del orden tomaron contra los jóvenes, el funcionario dijo no estar enterado de los hechos violentos, aunque expresó que escuchó consignas estudiantiles, que él conoce que son parte de una estrategia de un partido político que maneja la educación, al referirse, sin nombrarlo, al Movimiento Popular Democrático, cuyos líderes también dirigen la Unión Nacional de Educadores.

El dirigente estudiantil, Manuel Rivera, visiblemente molesto luego de que las fuerzas del orden intentaran dispersar la marcha, dijo que el presidente de la República, coronel Lucio Gutiérrez, sería "responsable de lo que suceda en el país", a la vez que anunció que se desarrollaran más marchas de los secundarios a nivel nacional, sin que precisara las fechas de las movilizaciones.

"No somos ladrones para que nos traten así", dijo Carmen Mena, una de los estudiantes que se dio cita en la marcha y que mostró su rechazo al trato de los policías para con sus compañeros.

Entre los afectados por los gases lacrimógenos, Roberto Paéz, estudiante de 12 años de edad , y quien formó parte de la marcha en Guayaquil, dijo que asistió a la protesta con permiso previo de sus padres.

El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.