Jueves 27 de mayo del 2004 | 17:10 Deportes

Boca Juniors podrá jugar en su estadio la Bombonera

AP | BUENOS AIRES, Argentina

Boca Juniors volverá a jugar en su estadio la  Bombonera, que había sido clausurado la semana pasada por irregularidades en la organización del clásico ante River Plate, según lo dispuso el jueves el Comité de Seguridad Deportiva. 
 
De esta forma, el conjunto boquense podrá ser local en su estadio el sábado ante Arsenal por la 16  fecha del torneo Clausura y en dos semanas ante River Plate por las semifinales de la Copa Libertadores. 
 
Por votación unánime se ha decidido levantar la medida. El club respondió satisfactoriamente a nuestras demandas para evitar inconvenientes en el futuro, dijo en conferencia de prensa Javier Castrilli, titular del Programa de Seguridad en los Espectáculos Futbolísticos (Prosef). 
 
La Bombonera había sido clausurada el miércoles pasado para partidos locales e internacionales por las fallas en el control y acceso de público al estadio y la detección de localidades falsificadas durante el clásico ante River jugado el domingo 16 de mayo. 
 
Ello obligó al conjunto de Carlos Bianchi a jugar de local en el estadio de Racing Club el último martes ante el Sao Caetano de Brasil por la Copa Libertadores. 
 
Las autoridades del comité de seguridad habían intimado a los dirigentes boquenses a tomar una serie de medidas _como mejorar los controles al acceso de público, vías de evacuación en caso de emergencias, entre otros puntos_ para habilitar nuevamente el estadio. 
 
Según explicó Castrilli, el plan presentado por los directivos del club cumple con las exigencias planteadas por el organismo. 
 
El funcionario, además, anunció que los dos partidos entre Boca y River por las semifinales de la Libertadores -que se jugarán el 9 y 16 de junio- deberán disputarse en horario vespertino y no de noche  para garantizar la seguridad de los espectadores, dada la rivalidad entre ambas parcialidades. 
 
Por otra parte, el juez penal Mariano Bergés procesó y trabó un embargo por 30.000 pesos (10.000 dólares) al secretario general de Boca, Luis Buzio. 
 
El directivo, que fue detenido y luego liberado la semana pasada, es acusado de conformar junto a los barras bravas del club una  asociación ilícita para la falsificación de entradas. Sin embargo, Buzio no volverá a prisión. 
 
Por el mismo caso, también fueron procesados dos barras bravas por el cargo de coacción y amenazas.
 

Deportes

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.