Martes 27 de abril del 2004 El Gran Guayaquil

Comerciantes de La Playita dicen estar satisfechos con las ventas

http://src.eluniverso.com/2004/04/27/0001/18/files/comerciantes-de-la-playita-2500.jpg

Así lucía el complejo turístico La Playita del Guasmo Sur el 14 de abril pasado, cuatro días antes de su inauguración.

“Fue una ardua jornada”. Así  catalogó Jorge Cedeño, uno de los quince adjudicatarios de los locales del complejo turístico La Playita del Guasmo Sur, el primer fin de semana de labores  después que el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, inauguró esta obra el  pasado domingo 18 de abril.

Él expende agua, gaseosas,  refrescos y confitería, pero no puede vender bebidas alcohólicas. “Esa es la disposición que el alcalde Nebot nos dio”, expresa.
 
Según él, los volúmenes de ventas aumentan los fines de semana cuando ingresan más visitantes.

“Sí estamos satisfechos, pero el problema es que  la temporada de invierno ya culminó”, manifiesta Carlos  Arbeláez, otro vendedor que ocupa el local 1. Él  comercializa muchines, corviches, papa rellena y los fines de semana platos típicos, como arroz con menestra y chuzos.

“El día que más se vende es el domingo, cuando llega más gente”, sostiene Arbeláez.

Martina Cayetano califica las ventas como positivas. Ella ocupa otro de los puestos que tienen  4 metros y espacio para colocar ocho mesas con cuatro sillas cada una.
 
Los locales permanecen abiertos durante el día y ya no pueden atender en las noches. Por ello, Cayetano abandonó aquella rutina de vender arroz con menestra en la tarde. “Antes de las mejoras yo vendía en las noches, pero ahora el Municipio ya no nos deja”, refirió.

Manuel Fiallo vivía en cambio en uno de los 19 establecimientos que habían antes de que el proyecto de adecuación del complejo turístico La Playita llegase en noviembre del 2003.  

“Como el Municipio tumbó esos  puestos tuve que alquilar  una casa en la cooperativa Amazonas”, dice.

La coordinadora del Comité Pro Mejoras, Carmen Cortez, asevera que la vigilancia también  abarcará el área de los alrededores donde se hicieron obras de renovación urbana.

Allí el Municipio mejoró por intermedio de la Fundación Siglo XXI las fachadas de 456 viviendas ubicadas en las cooperativas San Filipo y Amazonas, en el sur de la ciudad.

Ayer había poca afluencia en el balneario. Unos jóvenes jugaban un partido de fútbol en la cancha, mientras que al pie de cada uno de los locales había  dos mesas  de plástico donadas en comodato  por una empresa de venta de agua.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.