Sábado 24 de enero del 2004 Política

Organismos rechazaron politización en CCCC

http://src.eluniverso.com/2004/01/24/0001/8/files/organismos-rechazaron-polit2500.jpg

QUITO.– Anaite Vargas, activista de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH), coloca figuras de colas de león y murciélagos en las oficinas de la CCCC.

Activistas colocaron colas de león y figuras de murciélagos en las oficinas de la Comisión.

En un acto simbólico y pacífico, representantes de organismos de Derechos Humanos se tomaron ayer las instalaciones de la Comisión de Control Cívico de la Corrupción (CCCC), para rechazar -dijeron- supuestos intentos de grupos políticos de tomarse la entidad de control, que está en proceso de renovación de sus directivos.

En una acción de defensa de la politización de la CCCC, los activistas colocaron en las oficinas de la Comisión colas de león y murciélagos, considerados por ellos como símbolos de los líderes de las organizaciones políticas tradicionales: partidos Social Cristiano (PSC) y Roldosista Ecuatoriano (PRE).

Durante la toma, los manifestantes entregaron al director ejecutivo de la CCCC, Pedro Votruba, un manifiesto de la ocupación y carteles con una leyenda que decía: “La comisión es nuestra. Defendámosla”.

La intención del acto, según el vocero de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH), Alexis Ponce, es exhortar a los ecuatorianos para que hagan respetar el espacio legítimo de la sociedad que, asegura, fue ganado durante las movilizaciones que se desarrollaron el 5 de febrero de 1997 y el 21 de enero del 2000.

Ponce indicó que este nuevo mecanismo de protesta también será utilizado en instituciones del Estado, como la Fiscalía General, el Tribunal Constitucional, el Congreso Nacional, el Tribunal Supremo Electoral, la Defensoría del Pueblo y la Corte Suprema de Justicia, instituciones controladas -dijo- por el PSC y otros círculos políticos tradicionales del país.

Tras agradecer el gesto, Votruba solicitó a los colegios electorales que no se equivoquen y que escojan con sabiduría a los nuevos integrantes de la Comisión de Control Cívico de la Corrupción.

“Si el organismo es infiltrado por la partidocracia o grupos de poder, la sociedad civil perderá el único espacio que le queda y que impulsa una real y constante lucha contra la corrupción”, aseveró Votruba.

Según Ponce, a propósito de la renovación de los vocales del organismo contra la corrupción, las maniobras de los partidos políticos se hicieron evidentes, pues a diferencia de años anteriores hubo problemas en la calificación de las entidades nominadoras.

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.