Sábado 10 de enero del 2004 | 15:03 Internacionales

La sacudida sísmica de 5.7 grados en Argelia no provocó víctimas

EFE | ARGEL

Una fuerte sacudida sísmica se dejó sentir esta tarde en Argel a las 19.30 hora local (18.30 GMT) causando el pánico entre la población que se lanzó a la calle.
 
La radio nacional argelina informó esta noche de que la sacudida sísmica de 5,7 grados en la escala de Richter que afectó a Argel y su región no ha provocado víctimas, según un informe del servicio de Protección Civil.
 
La población de la capital argelina se echó despavorida a la calle cuando a las 19.38 hora local (18.38 GMT) se sintió el terremoto, mientras el servicio eléctrico quedaba interrumpido.
 
El Centro argelino de Astrofísica informó minutos después de que el epicentro del seísmo se situó a 20 kilómetros de la localidad de Zemmuri, en la provincia de Bumerdés, a unos 100 kilómetros al este de Argel.
 
Posteriormente, el Centro rectificó sus cifras y dijo que el epicentro se situó a 25 kilómetros al norte de Zemmuri.
 
En esa misma región, el 21 de mayo del año pasado se produjo otro terremoto de 6,8 grados en la escala de Richter que provocó la muerte de más de 2.000 personas y cuantiosos daños materiales.
 
La televisión argelina, en un informativo especial, pidió a la población que no se deje dominar por el pánico, al tiempo que el suministro eléctrico fue restablecido progresivamente.
 
Pero, el recuerdo de las graves consecuencias del seísmo de mayo es tal que muchos habitantes de Argel sacaron sus colchones a la calle, pese al frío reinante, con la intención de pasar la noche fuera de sus domicilios.
 
Argel y su región están situadas en una zona de alto riesgo sísmico por coincidir en la confluencia de dos placas tectónicas, la africana y la euroasiática.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.