Miércoles 07 de enero del 2004 | 15:29 Política

Trabajadores ocuparon brevemente las instalaciones del Ministerio de Trabajo

AFP- Redacción | QUITO

En el inicio de las jornadas de protestas contra el régimen del coronel Lucio Gutiérrez, miembros del Frente Popular se apoderaron de las oficinas del Ministerio de Trabajo y declararon vacnte el cargo del titular, Raúl Izurieta, quien no se ncontraba en el despacho este miércoles.

Los sectores sociales de Ecuador iniciaron de esta forma las marchas pacíficas tanto en Quito como en Guayaquil, para exigir  al  gobierno del presidente Gutiérrez rectificar su política económica y  social "que ha pauperizado a los más pobres", según dijo en Guayaquil el dirigente Lizardo Loor. 
 
Unos 2.000 trabajadores marcharon en Quito de manera pacífica, bajo la  vigilancia de la Policía, para rechazar la decisión gubernamental de mantener  congelados los sueldos de los empleados estatales en 2004 y 2005. 
 
Los manifestantes llegaron hasta el Ministerio de Trabajo, vecino a la sede  del unicameral Congreso Nacional, para exigir el Ejecutivo que revea su  decisión. Gutiérrez ha explicado que esa medida se tomó para destinar el  presupuesto de la masa salarial al desarrollo de proyectos sociales. 
 
Paralelamente, este miércoles diversos sectores crearon un frente común  contra el gobierno y anunciaron protestas a partir del 13 de enero. Las  manifestaciónes se acentuarán el 21 de enero para conmemorar el golpe de Estado  que derrocó al presidente Jamil Mahuad, en una rebelión indígena que fue  apoyada por Gutiérrez. 
 
El nuevo frente de oposición integrado por la Confederación Nacional de  Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocín), el Frente Unido de  Trabajadores (FUT, Izquierda), la Federación de Indígenas Evangélicos (Feine) y  el Partido Socialista (PS) decidió la realización de una marcha nacional el  martes 13 de enero. 
 
Los indígenas han señalado que Gutiérrez "rectifica o tendrá que atenerse  a las consecuencias", mientras que algunas organizaciones han planteado la  posible renuncia del Jefe del Estado, a quien acusan de ejecutar una política  fondomonetarista . 
 
Pedro de la Cruz, presidente de la Fenocin, dijo que además se está estudiando la  posibilidad de sumarse a las protestas que se están preparando en Quito y otras  ciudades de Ecuador en rechazo al Tratado de Libre Comercio y el Área de Libre  Comercio de las Américas (Alca). 
 
Jaime Arciniegas, presidente del Frente unitario de Trabajadores, informó  además que los trabajadores junto con las Organizaciones Campesinas del  Ecuador, la Federación del Seguro Social Campesino y el movimiento indígena  Jatarishum realizarán una movilización nacional con cierre de carreteras el 21  de enero. 
 
"Está previsto que para esa fecha los sectores opositores concluyan la  jornada con una gran movilización en el centro de Quito", indicó. 

En Guayaquil los sectores sociales realizaron una marcha desde la Caja del Seguro hasta la Subsecretaría de Trabajo en la avenida Olmedo, en que protestaron por el congelamiento de sueldos de los servidores públicos.

Lizardo Loor, de la Federación de Trabajadores del Guayas, dijo que el presidente Gutiérrez "llegó al poder por nosotros y se olvida y ahora quiere darle las utilidades a los empresarios en contra de los trabajadores".
 
Miguel García, presidente de la Federación de Trabajadores Estatales,  manifestó que las marchas se dirigirán al Palacio de Carondelet, sede del  gobierno de Gutiérrez, quien el próximo 15 de enero cumplirá su primer año de  mandato. 
 
"También marcharemos sobre el Tribunal Constituacional y el Congreso",  explicó Arciniegas al precisar que "queremos que el Tribunal Constitucional se  pronuncie sobre la denuncia de insconstitucionalidad de la Ley de Servicio  Civil y Unificación Salarial". 
 
Esta norma que fue aprobada a mediados del segundo semestre del año pasado  determina la reducción de la burocracia, establece medidas para la vinculación  de nuevos funcionarios al gobierno y decretó la congelación de los salarios del  sector estatal en el 2004 y el 2005. 

Indígenas contra la traición
 
Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de  Ecuador (Conaie), dijo que esa organización no buscará el derrocamiento de  Gutiérrez, tal como lo han planteado otras agrupaciones, y precisó que "solo  deseamos el cambio de las políticas económicas y sociales". 
 
"Nuestro movimiento no ha pensado por el momento en un nuevo 21 de enero",  puntualizó Iza que, sin embargo acusó al gobierno de haber traicionado al  campesinado y a los indígenas. 

De su lado, en una entrevista de televisión esta mañana, el jefe de bloque de Pachakutik, movimiento político de la Conaie, Jorge Guamán, dijo que "no buscan tumbar al gobierno, sino que Gutiérrez renuncie por la serie de escándalos que ha generado a nivel internacional".

Gutiérrez rompió unilateralmente en agosto pasado una alianza que mantenía  con los sectores indígenas de la Conaie y de Pachacutik, brazo político de esa  organización, que lo llevaron al poder en las elecciones populares del 24 de  noviembre del 2002. 

 
  

Política

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.