Miércoles 20 de agosto del 2003 Sucesos

El presunto ‘Asesino de los matorrales’ reconstruyó sus crímenes

QUITO

Un seguimiento de los agentes de Homicidios infiltrados como alcohólicos e indigentes en diferentes puntos de la Capital, lo cual duró seis meses, dio como resultado la captura del presunto “Asesino de los Matorrales”, quien desde febrero del 2002 mató a seis mujeres y un niño, aunque se presume su participación en otros tres delitos.

En compañía de cuatro fiscales y William Cumbajín, de 32 años, detenido el pasado viernes, los policías hicieron la reconstrucción de los asesinatos en los que supuestamente este participó.

Cumbajín se mostraba emocionado y saludaba a cada momento a los agentes que lo apresaron, como haciendo gala de tener amistad con ellos. El sujeto relató detalladamente la forma en que presuntamente violó y asesinó a sus víctimas. Su increíble memoria, a pesar de padecer una psicopatía con desórdenes sexuales, según la Policía, permitieron a los agentes policiales acceder a los puntos exactos de Collacoto, El Machángara y El Itchimbía, en donde el aprehendido demostró cómo había amarrado a sus víctimas para luego abusar de ellas y asesinarlas.

“Le conocí en la Plaza Grande”, señaló, refiriéndose a Betty N. (nombre protegido) y a su pequeño hijo Jacinto, de 3 años. “Le dije que nos fuéramos de paseo, cogimos un bus y luego caminamos hasta este lugar. Ella mismo quiso estar conmigo, pero le pegué cuando no quiso que tengamos otro tipo de relaciones”, afirmó el individuo.

En el sector del Itchimbía, así como en los otros lugares, él mismo se colocó en las poses en las que había puesto a sus víctimas antes de matarlas e incluso señaló los árboles a los cuales las ató de pies y manos para abusar sexualmente de ellas.

Frases como “yo me psicopatié porque ella se psicopatió primero”, o “aquí le traje a mi otra víctima porque estaba bien bonita”, fueron registradas en las libretas de los fiscales y los miembros de la Policía Judicial que preparan un informe con todo lo declarado por Cumbajín.

Hace un mes, Cumbajín estuvo a punto de ser capturado en el sector de la Ipiales, luego que la Policía detuvo a otros ocho presuntos violadores que respondían al perfil del asesino.

La Policía indicó que por informaciones de una indigente alcohólica supieron que este sujeto regalaba flores a mujeres mendigas, tratando de convencerlas para recibir favores sexuales.

Al momento, Cumbajín guarda prisión en las celdas de la Policía Judicial y luego de someterlo a un examen psicológico será trasladado a una cárcel de máxima seguridad, en donde esperará la pena que le impongan los jueces a los que se remitan los casos de violación y muerte de las seis mujeres y el menor de edad.
Sucesos

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.