Lunes 14 de julio del 2003 Economía

González: Me río de quienes me critican

http://src.eluniverso.com/2003/07/14/0001/9/files/economia0714032500.jpg

QUITO.– Bolívar González asegura que no le molestan las críticas que recibe.

Al abogado de Coactivas de la AGD, Bolívar González, le gustan los retos. En 1988 fue candidato a diputado y después a la Presidencia del Ecuador.

Cuando se le preguntó a la gerenta de la Agencia de Garantía de Depósitos, Vilma Salgado, si confiaba 100% en el abogado de coactivas de la AGD, Bolívar González, ella respondió: “No 100% sino 150%”.

La misión de este ambateño de 51 años de edad es cobrar más de 2.000 millones de dólares a los morosos de la banca cerrada y para ello se vanagloria de aplicar con rigor la Ley de la Agencia, aunque algunos sectores lo cuestionan por violar normas legales.

Críticas que no preocupan a este abogado, que durante los últimos 15 años ha venido coqueteando, sin mucho éxito, con la política. En 1988 fue candidato a diputado por Pichincha bajo las listas del Partido Roldosista Ecuatoriano, pero se desafilió del roldosismo tras enemistarse con Abdalá Bucaram.

Cuatro años más tarde, González fue candidato presidencial por el Partido Assad Bucaram (PAB), fundado y dirigido por Avicena Bucaram, hijo del líder cefepista. Las relaciones con Avicena también terminaron en enemistad, solo que esta vez se lo expulsó del PAB con acusaciones de que González, su compañero de fórmula Wilson Drouet y la esposa de Avicena, Cecilia Ramírez, intentaron suministrarle drogas al director del PAB. Además, Avicena denunció que el primer ministro de Angola, por intermedio de González, le ofreció dos millones de dólares para financiar la campaña presidencial, y que debido a su negativa se había originado la pugna partidista.

En todo caso, el binomio presidencial González-Drouet llegó en último lugar con 11.960 votos (0,35% de la votación).

Para 1997, González fue nombrado representante del presidente de la República interino, Fabián Alarcón, ante Petroecuador. Supuestamente, según informaciones de la Comisión Anticorrupción de esa época, cuando ejercía ese cargo el abogado tenía una deuda con el Estado por mil millones de sucres. Cuando el cuestionamiento se hizo público, Alarcón le pidió la renuncia a González. “Si bien no era ilegal que el Presidente lo designe para ese cargo, sí era como poner un gato flaco en la despensa”, dijo en ese entonces uno de los comisionados.

González no se quedó tranquilo, contraatacó enjuiciando a la Comisión por 50 mil millones de sucres (10 millones de dólares) por daños morales pues, según él, no se le dio derecho a la defensa.

En el 2002, en cambio, apoyó al candidato presidencial de Amauta Jatari, Antonio Vargas, brindándole apoyo logístico e introduciéndolo en distintos círculos sociales quiteños. Vargas también quedó en último lugar de la carrera por la primera magistratura.

En todo caso, según González, “para ser político se necesita ser burro”.

Ahora, su ingreso a la AGD se debe a una recomendación del ex colaborador de la campaña del presidente Lucio Gutiérrez, coronel Eddy Sánchez, quien además es coordinador de los operativos de incautación. Cuando Salgado revisó la carpeta de González no dudó en contratarlo: “Fue la mejor oferta, recibirá el 3% de lo recaudado y tiene fama de cobrador implacable, que es lo que nos interesa”.

Su fama de cobrador implacable es conocida en Quito. Algunos abogados y ex colaboradores aseguran que si alguien tiene que cobrar una deuda, a quien tiene que contratar es a Bolívar González.

En su carrera como profesional del derecho tampoco faltan las polémicas y las contradicciones. Se graduó en la Universidad Católica de Quito y también estudió idiomas y, como él mismo lo confiesa, “algunos postgrados medio raros”.

Empezó su carrera a mediados de los años 70, llevando juicios de alimentos y de trabajo, desde una pequeña oficina en el centro de Quito, frente al parque El Ejido. Treinta años después se jacta de haber ejercido su profesión en Francia, Estados Unidos, Bahamas, Nueva Zelanda, Australia... Y de haber acumulado mucho dinero.

Cuenta que el gobierno ruso le pagó 300 mil dólares por asesorarle tres meses en una negociación con el Fondo Monetario Internacional y que en una ocasión la petrolera francesa ELF le pagó 50 mil dólares mensuales por ganar la adjudicación de un contrato en Bélgica.

También afirma haber representado a Enron y al Heritage Bank, porque “me consideraban un abogado estrella”.

Su relación con los clientes no siempre ha terminado bien. Lisa Minton, la esposa del ex banquero Alejandro Peñafiel, lo contrató, entre febrero de 1999 y diciembre del 2001, para que la represente en el juicio de divorcio, pero no tuvo resultados favorables. Después de tres años, ella lo acusa de haberla despojado de un departamento, de un lote de joyas y de utilizar sus papeles personales para abrir cuentas de empresas que ella no conoce.

Otro de sus clientes, la familia Nader, prefiere mantener el silencio. La versión de González es que lo contrataron para encontrar el dinero de Elías Nader (fallecido en un accidente aéreo). “Lo hice: tenía regado por el mundo como 700 millones de dólares. Pero no me pagaron”.

Lo que no cuenta el abogado de coactivas de la AGD es que cuando trabajaba en este caso, se casó con una de las hijas del empresario, Ruth Nader, de quien se separó en 1992, aunque algunos problemas legales se siguen ventilando en los tribunales.

Ahora está casado con la rusa Irina Korotkevieich.

Uno de los pocos que se atreve a hablar de González es el abogado Marcelo Heredia, quien trabajó con él a inicios del 2000. Su ex jefe, indica, nunca fue un abogado de renombre y tampoco tuvo nexos con firmas internacionales importantes. “Él lo que hacía era crear empresas, que ponía a nombre de sus empleados, de su secretario, del chofer..., y luego las vendía”.

El abogado de coactivas de la AGD tampoco es bien visto por los asesores jurídicos de Salgado.

González se ríe de las críticas que le hacen, por diferentes motivos, las cámaras empresariales, colegas, ex clientes o la Superintendencia de Compañías. Para él todos sus opositores están locos, enfermos o son corruptos que quieren desprestigiarlo. Sus ojos claros, con las cejas arqueadas, acentúan sus aires de despreocupación.

“Ahora estoy solito contra 20 mil cojudos deudores. Pero me gustan los retos y cuando me desafían soy peor”, dice el abogado.


MUY PERSONAL
Fecha de nacimiento: 
13-05-1952.
Lugar de nacimiento: Ambato.
Primaria: Instituto Luis A. Martínez (Ambato).
Secundaria: Colegio Mejía (Quito).
Superior: Universidad Católica de Quito. 
Actividades: Juega bolos, corre en motos de carrera y sabe volar aviones. No toma ni fuma ni le gusta el fútbol. 
Plato favorito: Papas con caviar importado.

Economía

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.