Domingo 14 de julio del 2002 ¿Se acuerda de...?

El Maestro Lechuga de la Escuelita Cómica

Antonio Cajamarca Mendoza

Antonio Cajamarca Mendoza (61) nunca quiso ser profesor. Pero desde hace 38 años es el Maestro Lechuga de la Escuelita Cómica, programa de humor que tuvo su época de oro en la televisión (fines de 1960 e inicios de 1970) y que sigue vivo en presentaciones y transmisiones de radio.

Ni siquiera terminó el colegio. A los 15 se retiró porque se fue de gira artística por Centro y Sudamérica con sus padres: Toño Cajamarca Yánez y Margoth Mendoza Barahona, que años más tarde personificaron a los populares Toñito y Tontina de la Escuelita y que hace poco tiempo fallecieron.

Con ellos y sus hermanos: Simón Cajamarca Mendoza y Jorge Cajamarca Alarcón, participó en diversos números de humor en circos extranjeros. Antonio Cajamarca Mendoza daba vida al payaso Yoyito, personaje con el que se estrenó en la actuación a los 8 años.

El clan Cajamarca se estableció en Ecuador en 1960 y se consolidó con el programa ‘La Escuelita Cómica del Maestro Lechuga’, que se estrenó en 1964 por CRE. La idea la tomaron de un guión similar que un grupo de ecuatorianos transmitía por radio Caracol de Colombia, según Cajamarca Mendoza.

Los radioescuchas se familiarizaron con las ocurrencias de los niños Toñito, Tontina, Mamerto (Jorge Cajamarca Alarcón), Anacleta (Meche Cajamarca Mendoza), Tripudia Sarampión (Gloria Álava), alumnos de la Escuelita.

El Maestro Lechuga, al que da vida Cajamarca Mendoza, era un docente que retaba a sus alumnos cuando confundían su apellido o palabras con las cosas más cotidianas de la vida, como la comida o los órganos del cuerpo humano.

Pero eran chistes púdicos. Un juego de palabras llevados a la rima. Nada que aludiera esa época marcada por el velasquismo y la dictadura militar y en la que la radio tenía gran acogida porque solamente había un canal de televisión (Telecuatro).

El éxito del programa los llevó en 1965 a la desaparecida radio Mambo, donde se los escuchaba de lunes a viernes. Pero la época de oro de ‘La Escuelita Cómica del Maestro Lechuga’ y del clan Cajamarca llega en 1968, cuando empiezan a ser vistos por Canal 2 (hoy Ecuavisa).

A los personajes conocidos se sumaron nuevos alumnos: Bolita (Rosa Enma León) y Troncoso (Carlos Pozo). El éxito de la Escuelita Cómica no solo era escuchar los chistes de estos adultos fingiendo voces de niños, sino también verlos vestidos como tales.

El único que aparecía como adulto era Antonio Cajamarca Mendoza, porque interpretaba al Maestro Lechuga. Para proyectar más edad (en ese entonces tenía 23 años) usaba lentes de marcos gruesos sin cristales, un bigote postizo y encanecía su cabello negro con talco, tiza o flor de zinc.

La ‘Escuelita Cómica del Maestro Lechuga’ pasó luego a Telecuatro (hoy Telesistema) y finalmente todos sus personajes estuvieron en Canal 10 (hoy TC), con el programa concurso ‘Kinderlandia’.

Algunos actores fallecieron y otros se renovaron. Toño Cajamarca Yánez no tuvo reemplazos y el personaje de Tontina que interpretaba Margoth Mendoza, ahora lo lleva a escena Gloria Beltrán. Bolita lo hace Verónica Cajamarca; Anacleta y el Maestro Lechuga siguen con los actores del elenco original: los hermanos Meche y Antonio Cajamarca Mendoza.

Después de 38 años, Antonio Cajamarca y el Maestro Lechuga se parecen más. Ambos son exigentes. El primero con los actores que dirige cada miércoles, a las 18h00, en las presentaciones del teatro Julio Jaramillo de radio Cristal o en las fiestas que los contratan. El último con los alumnos de la Escuelita Cómica.

En la calle, Cajamarca es reconocido por su personaje. Solo que ahora este humorista tiene canas y arrugas reales. Además, utiliza unos lentes de marcos gruesos que le permiten escribir los libretos del programa y repasarlos con una marcada dicción en cada palabra que ensaya con el grupo en su casa de Lizardo García y Ayacucho.

Quiere seguir dirigiendo la Escuelita Cómica y representando al Maestro Lechuga hasta que Dios le dé salud.
Mientras lo hace espera que el Gobierno le reconozca una pensión vitalicia por haber aportado al país con su arte.
¿Se acuerda de...?

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.