Martes 25 de junio del 2002 Sucesos

Declaraciones en caso del buque Jéssica por derrame de crudo en Galápagos

En la Presidencia de la Corte Superior de Justicia (CSJ) declaró ayer el gerente general de la empresa Canodros S.A., André Barahona Ripalda, dentro del juicio que planteó el Parque Nacional Galápagos contra la aseguradora Terranova, por el derrame de combustible que causó la encalladura del buque Jéssica, en enero del 2001.

El funcionario dijo que el 26 de agosto de 1999 Canodros celebró un contrato con la compañía Marítima del Pacífico, Martipa. Señaló que según ese documento el buque tanque Doris 1 tenía que transportar combustible para el Galápagos Explorer; no obstante, dijo, el 6 de enero del 2001 esta embarcación no cumplió con su itinerario por un desperfecto que lo obligó a regresar a La Libertad. El 12 de enero de ese año, Martipa comunicó al director de la Marina Mercante, que en vista de que no pudo entregar el combustible al buque Galápagos Explorer, se llegó a un acuerdo con Acotramar, armadora del Jéssica, para que realice el transporte.

Barahona Ripalda dijo en su declaración que Canodros también se afectó por el accidente.
Sucesos

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.