Nutricionista venezolana Lorena Farías dicta conferencia en Guayaquil

Diana León
Jueves, 18 de Mayo, 2017 - 18h42
18 Mayo 2017

(Publicado originalmente en La Revista del 9 de abril del 2017)

Tiene medio millón de seguidores en Instagram (@noesdieta) y es invitada regular en Hola TV de Telemundo y CaféCNN. Guayaquil tendrá la oportunidad de ver a Lorena Farías, licenciada en Nutrición y Estética, en vivo el próximo 18 de mayo, cuando ofrecerá una conferencia en el Centro de Convenciones. Mientras tanto, compartió para La Revista sus consejos para quienes desean iniciar un estilo de vida más saludable.

Todo régimen alimenticio es visto como una dieta por la mayoría de las personas, ¿por qué tu eslogan apuesta por lo contrario? ¿Cuál es tu propuesta?
Odio la palabra dieta porque representa un proceso temporal y doloroso que una persona tiene que pasar para lograr su meta; ¿y luego qué? Bajas de peso rápido pero el problema es que no se mantiene en el largo plazo y seguramente recuperas todo lo que bajaste o incluso más. La idea es empezar paso a paso. Primero, decidiendo que quieres un cambio (con eso avanzas un 50 % del camino). Luego debemos fijar objetivos claros y concisos, no podemos empezar diciendo “Quiero ser más saludable” ya que es muy amplio y podemos desmotivarnos fácilmente. NoesDieta se trata de enamorarte de la comida rica y saludable, que no solo te va a ayudar a llegar a tu peso ideal, sino que tendrás mucha más energía. La idea es crear hábitos alimentarios progresivos, mediante un proceso de educación de nuestra mente, lo que nos asegura que los cambios logrados perduren en el tiempo.

¿Cuál es el primer paso que debe dar una persona que quiera iniciar un régimen alimenticio?
Se trata de organizarse y de cambiar la mentalidad del “no puedo” y de mantenerse motivados. La idea es empezar con 3 objetivos tales como: 1) Voy a comer vegetales todos los días en el almuerzo. 2) Voy a caminar 45 minutos por lo menos 3 veces al día. 3) Voy a cambiar las sodas/refrescos por limonada con Stevia. La clave está en tu mente, nosotros somos los únicos capaces de controlar nuestros pensamientos, para así realizar acciones diferentes y por ende obtener resultados diferentes.

¿Cómo contamos los nutrientes y no las calorías de cada plato que nos servimos?
Hoy en día, la mayoría de nosotros estamos obsesionados con las calorías, estamos pendientes de las calorías que comemos y las que debemos quemar. Lamentablemente somos más que un número de calorías, consistimos en un organismo lleno de reacciones enzimáticas, hormonas y procesos bioquímicos. El contenido calórico de un alimento no dice absolutamente nada sobre su valor nutricional. Al preparar una comida debemos determinar si estamos incorporando los nutrientes suficientes y no tanto si es más o menos calórica. Por ejemplo, si nos hacemos una ensalada solo de lechuga y pollo, tendrá muy pocas calorías, pero también muy pocos nutrientes. Ahora bien, si cambiamos la lechuga por espinacas y además le añadimos zanahorias, tomate, brócoli, almendras fileteadas, aguacate, etc.; su contenido calórico será mucho mayor pero también su aporte nutritivo.

¿Tienes algún truco para elegir comida saludable cuandote toca comer fuera de casa?
Muchas veces pensamos en los restaurantes como en los enemigos número uno de nuestra alimentación sana. Es cierto que nada será más saludable que lo que preparemos en casa, sin embargo, les puedo dar unos consejos para poder comer sano fuera de nuestro hogar:

1. No llegues al restaurante con mucha hambre. Antes de salir (unos 30 min.) ingiere una merienda rica en fibra y baja en calorías como una taza de palitos de apio, media manzana verde o 1 puñito de palomitas naturales.

2. Pide que las salsas te las sirvan aparte en lugar de que vayan acompañando al alimento, así podrás controlar mejor la cantidad que te sirves.

3. Comparte tu plato principal. No tener tanta comida delante no te obligará a terminártelo todo.

4. Pide platos que contengan alimentos saciantes. Piensa que un alimento, cuanto más fácil de digerir es, menos tiempo está en el estómago y menos sacia. Escoge ensaladas con bastantes vegetales, verduras al vapor, etc.

5. Huye del alcohol, refrescos y bebidas con gas.

6. Piensa de verdad en lo que vas a comer y no piques lo primero que pongan en la mesa.

7. Lo mejor para terminar es un cafecito con leche de almendras o una infusión, van a disminuir tu ansiedad por algo dulce y los tés específicamente son bebidas depurativas y ayudan a la digestión.

¿Cómo armar un presupuesto de comida saludable?
Creo que es momento de admitir que hay muchos productos sanos que tienen un precio elevado, pero también debemos reconocer que comer sano a un costo monetario razonable es posible, aunque tal vez requiera de mayor tiempo y dedicación. Frutas y verduras frescas, grasas de buena calidad derivadas de frutos secos y pescados frescos, pueden ser costosos, pero se trata de alimentos muy sanos con muchos micronutrientes esenciales. Asimismo, no podemos negar que los granos, cereales no refinados, las legumbres y algunos vegetales y frutas de temporada también se consiguen a buen precio y son de gran ayuda si queremos comer sano y barato. Comer sano y barato es posible si nos lo proponemos. (I)

Nutricionista venezolana Lorena Farías dicta conferencia en Guayaquil
Salud
2017-05-18T18:42:58-05:00
Ella da consejos y habla sobre su proyecto NoesDieta.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérate a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo