Es considerado normal (II)...

Jueves, 20 de Abril, 2017 - 00h00
20 Abr 2017

-Al entrar al ascensor, mantenerse orientado hacia la puerta de salida, y comportarse como si no hubiera ningún otro ser humano allí dentro, por muy abarrotado que esté el lugar.

-Jamás reírse a carcajadas en un restaurante, por muy buena que sea la historia.

-En el hemisferio norte, elegir la ropa que se lleva de acuerdo a la estación del año: brazos desnudos en primavera (por mucho frío que haga) y jersey de lana en otoño (aunque haga mucho calor).

-En el hemisferio sur, llenar el árbol de Navidad de algodón, aunque el invierno no tenga nada que ver con el nacimiento de Cristo.

-Cuando alguien llega a mayor, creerse dueño de toda la sabiduría del mundo, aunque muchas veces no se haya vivido lo suficiente para reconocer lo correcto.

-Ir a una feria de beneficencia y pensar que con eso ya se ha hecho bastante para acabar con las desigualdades sociales del mundo.

-Comer tres veces al día, aunque no se tenga hambre.

-Creer que los otros siempre nos superan en todo: son más atractivos, más competentes, más ricos, más inteligentes, etc. Es muy arriesgado aventurarse más allá de las propias limitaciones: lo más conveniente es no hacer nada.

-Hacer del coche un medio para sentirse poderoso, y capaz de dominar el mundo.

-Soltar improperios en el tráfico.

-Pensar que todo lo malo que hace el hijo de uno es por culpa de las malas compañías.

-Casarse con la primera persona que dispone de cierto estatus social. El amor puede esperar.

-Repetir continuamente “Yo al menos lo intenté”, aunque en realidad no se haya intentado absolutamente nada.

-Postergar las experiencias más interesantes de la vida para cuando ya no quedan fuerzas para llevarlas a cabo.

-Huir de la depresión con fuertes dosis diarias de televisión.

-Pensar que todo lo conquistado se puede dar por seguro para siempre.

-Creer que a las mujeres no les gusta el fútbol, y que a los hombres no les gusta la decoración.

-Echarle al gobierno la culpa de todo.

-Estar convencido de que ser una persona buena, decente, educada, conlleva que los demás la consideren débil, vulnerable y fácilmente manipulable.

-Estar igualmente convencido de que la agresividad y la descortesía en el trato con los otros equivale a tener una personalidad poderosa.

-Tener miedo de la fibroscopia (los hombres) y del parto (las mujeres).

-Por último, creer que la religión de uno, además de la única dueña de la verdad absoluta, es la más importante, la mejor, y que todos los seres humanos de este inmenso planeta que crean en cualquier otra manifestación de Dios están condenados al fuego del infierno. (O)

www.paulocoelhoblog.com

Es considerado normal (II)...
Cultura
2017-04-20T00:00:09-05:00
-Al entrar al ascensor, mantenerse orientado hacia la puerta de salida, y comportarse como si no hubiera ningún otro ser humano allí dentro, por muy abarrotado que esté el lugar.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo  
 

Más noticias