Américo, un artista chileno con el corazón ecuatoriano

Quito fue por algunas semanas el hogar del chileno Domingo Johnny Vega Urzúa, a quien el público conoce como Américo. Sus presentaciones en varias ciudades del país, la más reciente en Samborondón, hicieron que volviera en octubre. Mañana actuará nuevamente en tierras ecuatorianas, en Guayaquil específicamente, en donde ofrecerá un espectáculo musical en la Teletón Juntos por la Vida. 

“Volver a Ecuador, sobre todo en el marco de una actividad tan bonita como es la Teletón, la verdad que me pone muy contento, feliz de poder participar”, comenta el artista en un diálogo telefónico con este Diario.

Para hoy el intérprete de Te vas tiene previsto participar en la Teletón de su país. En septiembre estuvo en la misma actividad en Perú.

Visitar Ecuador, según el cantante, es sentirse como en casa, ya que en las semanas que se radicó en Quito pudo conocer y compartir con los ecuatorianos, además disfrutar de la gastronomía local y de los paisajes.

“Se reafirmó la relación de manera muy potente (...). Más que acostumbrarme fue disfrutar de lo que tienen ustedes”, indica el padre de tres hijas, quien próximamente estrenará su nuevo trabajo discográfico Américo que ya se encuentra en varias plataformas digitales.

La duda es una de las 14 canciones que hacen parte del álbum homónimo, el primero con Sony Music Chile, que durante su estancia en el programa La Voz Ecuador lo interpretó. Para hoy prevé el lanzamiento de la segunda canción, Veinte veces.

El próximo 24 de febrero, el artista participará por tercera ocasión en el Festival de Viña del Mar. La primera fue en el 2010 y la segunda en el 2011. “Estamos preparando un performance con el equipo, los músicos, la puesta en escena, un diseño bonito del escenario. Estamos convocando a trabajar al equipo a gente muy capacitada (...)”, sostiene Américo, quien el 24 de este mes cumplirá 39 años.

A propósito de su festejo que coincide con la Navidad, el intérprete de Que levante la mano celebrará con su familia y mientras sople las velas de su pastel, afirma que pedirá salud, más tiempo y por todo el mundo.

Mientras que para fin de año, el cantante revela algunas de sus cábalas: comer uvas, lentejas en una menestra y el uso de ropa interior amarilla. Esta última, su tradición infaltable. “Que no me muevan mi boxer amarillo, que espera todo el año para ser usado”, señala entre risas Américo.

Además, relata que en alguna ocasión dio la vuelta al barrio con la maleta y desde ahí no ha parado de viajar.

Luego de su visita a Ecuador, continuará con su periplo por Argentina, Uruguay, entre otros países. (E)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: