Temas

Sergio Pérez

Bob Dylan

Cantantes

Crítica

Música

Nobel de Literatura


Crítica: Lo que nadie dijo sobre el nobel de literatura, Bob Dylan

Por Sergio Pérez

“Eran los albores de los años sesenta del siglo pasado y el folk music reinaba con gran prestigio en el ambiente universitario intelectual de Estados Unidos. Joni Mitchell y, sobre todo, Joan Baez eran las máximas exponentes hasta el advenimiento de un jovencito llamado Bob Dylan, quien ya cantaba en un pequeño club nocturno en Greenwich Village, famoso barrio bohemio de Nueva York.

Sin embargo, Dylan ofrecía una lírica desprovista de la estética usual de un cantante, utilizando una voz extraña en que lo importante era el contenido y significado de la letra para opinar, comentar en forma premonitoria sobre asuntos socialmente trascendentales.

“Once upon a time. Dress so fine. Do the monkeyshine in your prime. Now you don’t talk so loud. Now you don’t seem so proud. As you go scrounging your next meal. How does it feel. To be on your own. No directions known, Like a complete unknown. Like a rolling stone”. (En una época, te vestías tan bien. Bailando el Monkeyshine en tu apogeo. Ahora ya no hablas tan alto. Ahora ya no pareces tan orgulloso. Mientras te rebuscas tu siguiente comida. Cómo se siente. Estar completamente solo. Sin dirección alguna. Como un completo desconocido. Como una piedra rodante (rolling stone).

Los famosos Rollings Stones tomaron su nombre de esta canción que, en forma premonitoria, comentaba la fibra social descompuesta de una sociedad que, mientras eran solamente los negros en los “guetos” los que se mataban con heroína, no pasaba nada, pero de repente las drogas llegaron a la clase media-blanca y empezó la diáspora física y emocional de los hippies que en Like a Rolling Stone comentaba tan ácidamente Bob Dylan.

El folk music continuaba reinando con mucho prestigio por encima del incipiente rock and roll y su festival anual cumbre era el Newport Folk Festival donde lo mejor del género acústico, Bob Dylan a la cabeza, se presentaba ante un público intelectualoide y exigente.

Dylan apareció con una banda totalmente electrificada, verdadero sacrilegio artístico, que provocó una rechifla masiva del público. Poco tiempo después estarían totalmente enchufados al nuevo género que Dylan había inventado sobre el escenario y en vivo, el folk rock.

Son solo dos motivos para considerar irrelevante la discusión sobre el Nobel de Literatura para Bob Dylan. Como siempre, el bardo está más allá de clasificaciones y, es más, el nobel se ha beneficiado de la controversia entre la gente joven usualmente indiferente a los resultados del famoso premio. (O)

Dylan apareció con una banda totalmente electrificada, verdadero sacrilegio artístico, que provocó una rechifla masiva del público. Poco tiempo después estarían totalmente enchufados al nuevo género que Dylan había inventado sobre el escenario y en vivo, el folk rock.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: