Kanye West anula gira tras diatriba con Jay Z y Beyonce

El rapero estadounidense Kanye West canceló una gira por Estados Unidos y Canadá después de una nueva diatriba, esta vez con Beyoncé y Jay Z.

El "Saint Pablo Tour" se extendería hasta el 31 de diciembre, pero las 21 funciones que quedaban fueron canceladas y los boletos serán reembolsados en el punto de venta, un vocero de la promotora Live Nation dijo a la AFP.

West, casado con la princesa de los reality show Kim Kardashian, no ha hecho ningún comentario sobre la decisión y sus representantes no respondieron a los pedidos de comentarios.

El sitio de chismes TMZ citó una fuente anónima que habría explicado que el rapero cancelaba porque estaba exhausto.

"Ha estado trabajando sin parar en sus diseños de moda, tanto para su propia línea como para Adidas", habría dicho la fuente.

Desde agosto, West ha realizado 40 funciones en Estados Unidos y Canadá, rapeando sobre una innovadora tarima "flotadora".

Ya había detenido un concierto en Nueva York cuando le informaron que su esposa había sido asaltada en un hotel en París.

West no ha hablado públicamente del incidente, pero según la fuente que habló a TMZ, el tiempo que pasa lejos de su familia aumenta su estrés.

Canceló después del robo varios shows, pero volvió en su natal Chicago y siguió presentándose sin incidentes hasta que el 22 de octubre aseguró que los Grammys están "arreglados".

"Háblame como un hombre"

Kanye West sorprendió a su audiencia la noche del sábado en un concierto en Sacramento, cuando tras cantar tres temas se dispuso a dar uno más de sus famosos y laberínticos discursos, esta vez contra artistas y la excandidata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, derrotada por Donald Trump.

Ya el concierto había comenzado con una hora y media de retraso.

El rapero dijo que se sintió "herido" porque Beyoncé habría dicho que no participaría en cierta ceremonia, aparentemente los premios Grammy, a menos que estuviera segura de llevarse el premio al mejor video del año, al que él también aspiraba.

"Me enviaron aquí para decirles mi verdad, incluso si eso supone un riesgo para mi vida, para mi éxito o mi propia carrera", dijo Kanye West.

Y dirigiéndose directamente al marido de Beyoncé, Jay-Z, dijo: "llámame, hermano, todavía no me has llamado", lamentando además que no lo fueran a visitar después del robo a Kardashian.

"Jay Z, sé que tienes asesinos. Por favor no los mandes por mi cabeza. Solo llamame. Háblame como un hombre", lanzó, como sugiriendo que que su amigo contrató al asaltante.

También criticó al creador de Facebook Mark Zuckerberg por no haberle dado 53 millones de dólares para salir de una deuda.

¿Inspiración por racismo?

El rapero ya había dejado estupefacto al público unos días antes durante un concierto en San José, al explicar que no había ido a votar en las elecciones pero que si hubiera acudido, lo habría hecho por Trump.

Varios espectadores lo abuchearon

Aunque Kanye West participó en la campaña electoral junto con Beyonce y Jay Z en varios eventos en apoyo a Hillary Clinton.

Según Kanye West, la presidencia de Donald Trump podría cambiar las cosas, sacando a la luz las ideas racistas.

"Si la gente es racista y se siente más inspirada para decir cómo se siente, está mostrándose", dijo el rapero negro en San José.

West, que llegó a hablar de lanzarse a presidente en 2020, ganó 17,5 millones de dólares este año, según la revista Forbes, que lo colocó en la posición 11 de los cantantes de hip-hop mejor pagados.

La revista pronosticó que podría perder 10 millones de dólares por la cancelación del resto de la gira.

Hubo apoyo y críticas al cantante en Twitter, con fanáticos acusándolo de "discurso de chiflado" y hasta de haber "perdido el rumbo".

"Si Kayne no está fumando marihuana, ese es honestamente el problema. Tiene que prender un porro y descifrar su vida", dijo la rapera y modelo estadounidense, Lil Debbie. (E)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: