Silvia Flores y Michael Jackson en Plaza Lagos

Silvia Flores no solamente tiene un timbre de voz muy hermoso sino también sumamente maleable, capaz de adoptar distintas modalidades y sonidos. Cuando actuaba de lead singer para Batukka era la única persona, hombre o mujer, capaz de reproducir la voz desgarradora del famoso Robert Plant de Led Zeppelin para el asombro del público más conocedor.

Así, en Ciabatta de Plaza Lagos, Silvia cantó un recuento muy representativo del finado Michael Jackson, empezando con Dirty Diana y una pronunciación dudosa en inglés. Mucho más representativa y con la típica ritmicidad de “Jacko” fue The way you make me feel con pequeños gritos y coros en pista. Y se vino Beat It, emblemática y original porque Silvia ofreció una vocalización propia de gran ritmo, vibrando con naturalidad, y más intensidad aún en Smooth criminal, apoyada en pistas de gran ritmo a continuación.

Con letra muy reflexiva diciendo “hablando con el hombre en el espejo, pidiéndole que cambie su conducta” cantó Man in the mirror, para luego entonar I’ll be there de los Jackson Five, mostrando toda la hermosura de una voz heredada de su abuela.

Billy Jean fue Michael Jackson purito mostrando Silvia un vibrato natural, no impostado, que sonaba cada vez mejor. Bad estuvo amortiguado y algo suplicante mientras Christian Robinson, gran artista y amigo, se hacía presente.

Con una dicción clarísima y muy buena pronunciación cantó Black or White, una condena al racismo, más apropiada que nunca hoy en día, con voces en pistas muy complejas.

I just can’t stop loving you estuvo lenta y atenuada y Don’t stop till you get enough mostró todo el talento camaleónico de Silvia, pegando pequeños gritos exactos a Jackson y cumpliendo con los “Michael Jackson Sounds” anunciados, realmente a la perfección.

Rock with you estuvo muy suavecita y Heal the world trajo a la memoria la banda sonora más importante en tiempos modernos agrupando artistas emblemáticos cantando por la paz.

You are not alone, lírica y gutural precedió a los típicos grititos de 666 y la pista más completa con todos los sonidos al igual que I want you back. Hello goodbye fue vibrante en registros altos y Get Back de gran ritmo para un final de Beatles. (O)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: