Loja ya cuenta con nuevo teatro

A partir de mañana, el teatro Benjamín Carrión de Loja estará a las órdenes de propios y extranjeros. La obra física ya está terminada y ahora se ultiman detalles para su inauguración, a propósito de la celebración de un año más de independencia de la ciudad y de la apertura del Festival Internacional de Artes Vivas, cita que se extenderá hasta el 27 de noviembre.

Esta obra llegó a costar sobre los 23 millones de dólares, según Jack Jaramillo, coordinador zonal del Servicio de Contratación de Obras (Secob).

El primer proyecto de este teatro se empezó a construir por parte del Consejo Provincial en la administración del prefecto Rodrigo Vivar, quien en el 2007 manifestaba que la obra, con capacidad para 2 mil asistentes, iba a tener un costo que bordeaba los dos millones de dólares, sin embargo, esa obra no presentaba las condiciones tecnológicas actuales, pues “se había diseñado una sala de música, no un teatro”, manifestó Jaramillo.

La estructura, ya construida con plateas y vestíbulos de acceso en aquella administración, fue demolida y en el 2007 el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, entidad que luego fue sustituida por el Secob, tomó el control de la cimentación de este edificio.

La obra, que fue construida en un área de 12.845 metros cuadrados, cuenta con aulas para talleres artísticos, un escenario principal y uno posescénico, antesala, cafetería restaurante y un corredor con áreas para exposiciones, convirtiéndolo en una edificación multipropósito que tendrá un aforo para 1.140 personas, aunque su escenario principal cuenta con 900 butacas.

Los artistas podrán disponer de salas de bolsillo, foso y elevador de orquesta (el único en el país), camerinos VIP y colectivos, escenario, espacio posescénico y de preparación, salas de ensayo para orquesta y solistas, platea principal y palos laterales.

Además cuenta con un amplio equipamiento escénico en el que se incluyen sistemas modernos de audio, iluminación, video, intercomunicaciones, publidifusión y acondicionamiento acústico.

Según sus constructores, se ha puesto énfasis en las condiciones de seguridad del teatro, tanto para los asistentes como para expositores, pues cuenta con la tecnología e infraestructura necesaria para afrontar desastres naturales o percances como incendios. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: