Crítica: The Crooners en Plaza Lagos

En el restaurante La Doña de Plaza Lagos se presentaron Juan Carlos Coronel y Guido León como The Crooners, para, en este estilo de canto suavecito, interpretar una colección de grandes baladas-rock, desde los sesenta hasta los ochenta.

Arrancaron con Tin Man, emblemática de América con las pistas soberbias que caracterizan a Guido y los coros de Juan Carlos Coronel. Ya en Muskrat Love llamaba la atención la delicadeza en los tonos de Juan Carlos, conocido por su tonalidad gruesa y agresiva cantando blues-rock en Diva Nicotina.

Crooning a dúo hicieron Something de George Harrison que Frank Sinatra llamó “la más grande canción de amor”. En Adventures of a Lifetime de Coldplay, Juan Carlos tomó la iniciativa para luego continuar a dúo y llegar a interpretar Hold the Line de Toto con la mejor pista hasta el momento.

Miss You de Rolling Stones, con gran ritmo y trompeta en pistas estuvo bailable, pero quizá la mejor armonía de voces se dio en One of these Nights, cantada, sobresaliendo los registros más altos de Guido León y los suspiros de Pilar, auténtica Stage Mother de los chicos.

Ya en I cant tell you why de Eagles escuchamos registros altos de Juan Carlos Coronel y mucho ritmo impecable al cantar Eye in the Sky en registros medios. Con una pista bestial de guitarra eléctrica Juan Carlos combinó ritmo y melodía en forma espectacular para interpretar Hotel California, mientras Guido ejecutaba estribillos a dúo. The year of the cat fue interpretado por Guido sobresaliendo las diferentes texturas en las voces de los Crooners, en este caso suave y delicada.

Georgy Porgy de Toto fue cantado por Juan Carlos con una voz gruesa, muy apropiada, y en combinación armónica con el audio en pistas, así como haciendo un estilo de voz ‘soul’ para cantar Long Train Running de los Doobie Brothers.

Aunque breve, Get Back, verdadero ícono de los Beatles, estuvo formidable sobresaliendo Juan Carlos y el dúo con Guido, Tempted, muy lenta, fue todo Guido León.

Juan Carlos, un artista de blues-rock, estuvo muy cómodo haciendo el famoso Hootchie-Kootchie Man de John Lee Hooker y The Thrill is Gone de B. B. King en la voz de Guido León que fue la gran sorpresa de la noche al interpretar en gran forma a verdaderos íconos del blues. Luego de entonar a Soda Stereo y Gustavo Cerati, Juan Carlos Coronel interpretó Honesty de Billy Joel a gran nivel y que fue lo mejor de la noche. Sorprendente. (O)

 

Miss You de Rolling Stones, con gran ritmo y trompeta en pistas estuvo bailable, pero quizá la mejor armonía de voces se dio en One of these Nights, cantada, sobresaliendo los registros más altos de Guido León y los suspiros de Pilar, auténtica Stage Mother’ de los chicos ”.

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: