David Harutyunyan: Estuve callado durante 15 años

“Cada nota de esta música tiene su dedicatoria, en cada nota yo reconozco a alguien de mi orquesta”. Son las palabras que el maestro David Harutyunyan utiliza para describir el proceso creativo de su nueva sinfonía titulada Opus Completur, que viene del latín y que en español quiere decir “trabajo terminado, finalizado o cumplido”.

Luego de haber sido estrenada en marzo de este año, en Bielorrusia, durante un concierto de la Orquesta Sinfónica de ese país, esta noche el maestro armenio, radicado en Guayaquil, la presentará por primera vez en esta ciudad.

La Orquesta Sinfónica de Guayaquil, agrupación que dirige desde hace quince años, será la encargada de ponerle sonido a la tercera sinfonía compuesta por Harutyunyan. Es la primera obra que ha creado en Ecuador.

“Estuve callado durante quince años. Yo siempre tuve dos facetas, la de director y la de compositor, pero tuve que aguantarme en la de compositor por el tiempo (...), porque me dediqué a hacer arreglos para otros compositores, adaptaciones, a dirigir mil y un programas y de alguna manera eso me alejó un poco de esta otra pasión mía”, afirma el armenio que en el 2008 se nacionalizó ecuatoriano.

Harutyunyan, quien cuenta con dos maestrías: una en Dirección Orquestal y otra en Composición, explica que en Opus Completur habla sobre una parte de su vida que ya está realizada. “Es mi visión del mundo desde la ventana de Ecuador. Ecuador es mi casa y yo estoy mirando por esta ventana hacia el mundo”, añade el compositor, quien espera que cuando las personas escuchen su sinfonía traigan a su mente esas tragedias, esos dramas, pero también las cosas buenas de la vida.

Asegura que no necesita “ni ovaciones, ni flores...”, que lo que él necesita es compartir.

De allí que manifiesta que Opus Completur surgió como una forma de liberarse emocionalmente, puesto que –a su parecer– durante este año la Orquesta Sinfónica de Guayaquil ha estado pasando por varios “terremotos” y “crisis existenciales”.

“Y me dije: ¡no, yo quiero componer otra vez!, sabiendo además que en Guayaquil nunca yo había compuesto una sinfonía. Entonces empecé a componer una sinfonía. Comencé el 2 de septiembre de 2015 y el 6 de enero de 2016 puse la última nota en la partitura”, cuenta Harutyunyan, quien en septiembre del 2012 fue condecorado por la Asamblea Nacional con la presea Al Mérito Cultural Vicente Rocafuerte.

En la av. Samborondón
El concierto de estreno de la sinfonía Opus Completur se realiza hoy, a las 20:30, en la sala principal del Teatro Sánchez Aguilar (av. Samborondón). El oboísta Gabriel Ormaza es el invitado especial de esta gala gratuita. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: