Alta costura y arte en el Designer Book

La propuesta de diseño fue diversa. La décimo tercera edición del encuentro de moda Designer Book, organizado por María Susana Rivadeneira y Carlos Stöwhas, mostró la noche del miércoles una pasarela enriquecida de texturas y colores, en medio de varios invitados que fueron testigos de las innovadoras y, en algunos casos, atrevidas colecciones de los diseñadores participantes.

Florecente, de Álex Polo, se inclinó por una silueta más fluida, sin marcar el cuerpo, con faldas asimétricas, piezas llanas combinadas con estampados, mientras Luciana Hackman cantaba en medio del desfile.

Gustavo Moscoso apareció con sus líneas comerciales, GM 757 y GM Woman. Prendas frescas, de colores fuertes (azul, rojo, índigo, gris, negro) complementadas en capas con camisas abiertas, abrigos a la cintura abiertas, para actividades más casuales, llevó a este desfile el diseñador cuencano.

Una propuesta también casual, que se puede vestir en todo tipo de ocasión, recreó Adriana Cobo. Enterizos con hombros descubiertos, blusas con volados, vestidos con chaquetas, entre otros conjuntos, dejaron ver que los diseños de Cobos evocaban una silueta más ceñida a sus curvas.

Milú Espinoza transformó sus diseños en verdaderas atracciones. Colores estridentes fusionados con detalles floreados, en los que la creativa usó cuero, brocado y sedas.

La diseñadora Vanessa Graf cerró la jornada con su colección Opulence, que se inspiró en la riqueza ecuatoriana. Las transparencias resaltaron en finos tejidos y pedrerías, vestidos de alta costura y atuendos que reflejaban exuberancia y envolvían las formas femeninas en diseños de exportación, en los que destacaron los colores negro y dorado. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: