Los Little People entran al Salón de la Fama de los Juguetes

Después de una larga espera, las figuritas de Little People finalmente entraron al Salón de la Fama de los Juguetes.

Las pequeñas figurillas habían sido nominadas siete veces a ser incluidas en el salón, y el jueves al fin quedaron dentro junto con su característica casa, su granja y su autobús escolar.

Los muñequitos producidos por Fisher-Price se estrenaron en la sala con otros famosos pasatiempos infantiles: el columpio y el juego Dungeons & Dragons.

“La gente nos llama los Susan Lucci de los juguetes“, dijo Brenda Andolina, vocera de Fisher-Price, en alusión a una famosa actriz de telenovelas que fue nominada muchas veces al premio Emmy antes de ganarlo.

“Uno de los problemas que tenían estas figurillas es que, sinceramente, eran pequeñitas y era fácil olvidarlas o dejarlas para otra ocasión por parte del comité de selección“, dijo Chris Bensch, director de colecciones para The Strong. Otro obstáculo, agregó, es que su público era relativamente limitado: sólo para niños de entre uno y cinco años de edad.

Desde que debutaron en 1959, se han vendido más de 2.000 millones de Little People. Los primeros eran muñequitos algo rústicos hechos de madera, pero hoy en día han evolucionado y son figurillas plásticas con brazos y piernas flexibles.

“A las madres les encantan los Little People porque son tan inocentes... enseñan a compartir, a ser solidario, a ser generoso“, dijo Andolina.

La empresa se esfuerza por mantener la tradición, a tal punto que modificó el sonido que sale en la camioneta familiar de los Little People cuando una madre se quejó de la frase “Es hora de hacer yoga y tomarme mi batido.”

“Alguien nos llamó y nos dijo que esa no era la frase más apropiada, así que lo discutimos y fue un cambio fácil“, expresó Andolina.

 

El juego Dungeons & Dragons es en cierta manera la versión adulta de los Little People, dijo Bensch.

“Esencialmente es un juego que le facilita a los niños inventar historias“, dijo en referencia al pasatiempo creado en 1974 por Gary Gygax y Dave Arneson.

“Lo más importante es que la composición de Dungeons & Dragons inspiró aplicaciones computarizadas, y ello influyó enormemente en la creación de videojuegos como World of Warcraft“, indicó Nic Ricketts, director de la exhibición.

Columpio

El columpio recibió el honor debido a su longevidad, pues data desde hace siglos. Incluso hay imágenes de esa estructura típica de patios y parques en pinturas rupestres de Europa, esculturas de Creta y vasijas de Grecia, informó el Salón de la Fama.

“Aunque el columpio ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, el placer que de él derivan jóvenes y adultos nunca cambia“, dijo una de las organizadoras, Patricia Hogan.

Cualquiera puede nominar un juguete al Salón, pero los finalistas deben ser haber trascendido generaciones, influido en el diseño de otros juguetes y haber fomentado la creatividad y el aprendizaje. Los finalistas son escogidos por historiadores y curadores de The Strong y enviado a un panel de jueces expertos.

Este año hubo nueve finalistas: Care Bears, Rock ‘Em Sock ‘Em Robots, Transformers, las pelotas de goma Nerf, Clue, Uno, pinball, los cuadernos de dibujos y los envoltorios de plástico con ampollitas. (E)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: