Lucía

Por: Gourman | elgourman@gmail.com

Pocos restaurantes perduran en el tiempo, y casi ninguno logra repetirse o replicarse. Reconociendo que la Parrilla del Ñato fue quizá el primero que logró generar una cadena de más de una docena de exitosos restaurantes, hoy nos concentraremos en Lucía y la siguiente semana en Noé.

Lucía Pie House & Grill ha alcanzado dos cosas muy importantes. La primera, al probar su menú, es que haciendo comida americana, “gringa”, sencilla y sin pretensiones, consigue un nivel de calidad y excelencia únicos en el país, en su tipo. La segunda, visitando sus restaurantes, se evidencian no solamente buenas manos tras el fogón, sino cabeza tras el escritorio, puesto que ha profesionalizado su administración hasta el punto de haber logrado franquiciar con éxito su concepto.

En los locales de Quito o Guayaquil, los procesos son estándares, generando calidad homogénea y constante en sus entregas. El local de Guayaquil, en el centro comercial Bocca, ubicado en el km 1 de la avenida Samborondón, está decorado cuidando el detalle, produciendo un ambiente relajado, acogedor y entretenido. Es uno de los restaurantes que mejor usa su capacidad instalada, ya que además de almuerzo y cenas, ha creado una concurrida ‘hora del té’, y ahora se lanza con desayunos. Para el té, el comensal puede elegir tres ítems por $ 13, entre opciones de mimosas, sánduches, postres, y obviamente té y bebidas calientes. Los desayunos no son baratos, pero las porciones son generosas. La interpretación de tostadas francesas es interesante, con un relleno cremoso con aromas de canela.

En mi última visita el sitio estaba lleno, pero la atención fue buena. El personal es de buen nivel y bien capacitado. Estos son algunos de los platos que hay que hablar: la hamburguesa de cordero. Pese a que prefiero las carnes término medio, cuando de hamburguesa se trata, tres cuartos es lo perfecto para mí. Esta es una de las mejores de la ciudad. Me parecería que la fórmula tiene un porcentaje de carne de res. Su calidad es de primera, puesto que su textura es perfecta y de gran sabor.

El sánduche de costilla. El pan es muy bien escogido, con carne de costilla sacada y deshilachada, en salsa barbecue. La proporción de carbohidrato y proteína es la adecuada para hacer de este plato una muy buena combinación. Las costillas. Las puede probar con tres salsas: barbecue original; salsa de naranja, jengibre y miel; o de café, ron y ají. La textura es perfecta al punto de poderla comer sin utilizar las manos, costumbre que no comparto, pues la suavidad de la carne permite separarla totalmente del hueso con tenedor y cuchillo. Más que alta cocina o innovación, Lucía ha logrado excelencia en calidad sirviendo comida americana tradicional y creado un caso de éxito de administración restaurantera. Solo debo criticar los precios de los vinos, ya que no son justificables márgenes de 100% y más. (O)

 

 

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: