Crítica: Jazz y exotismo en el Teatro Centro de Arte

Por Sergio Pérez

Como parte de la Red Cultural Alemana, el Centro Cultural Ecuatoriano-Alemán presentó al Trío Berlinés Out of Print, de gran prestigio y veteranía tocando composiciones propias, y al dúo de las Gemelas Añes, cantando un folclore muy particular inspirado en costumbres campesinas.

Escenificado en la sala experimental del Teatro Centro de Arte, completamente modificada con graderíos y un escenario primorosamente adornado en forma minimalista con plantas y mucha iluminación, arrancaron Volker Kottenhahn en el piano, Dirk Strakhof en contrabajo y Johannes Bockholt en batería haciendo una música flotadora, insinuando una melodía, progresivamente más abstracta, muy fina y con sabor a música clásica.

Calle Once, compuesta por el pianista, con estribillos repetitivos tuvo mayor énfasis a continuación y April, con más contrabajo, muy lenta fue abstracción total, contemplativa, sin melodía definida alguna.

Ya en Dancing in the Brainlos recursos muy variados del baterista tocando en los filos metálicos de los tambores, en combinación con los platillos accionados con el pedal, se convirtieron en un ‘progressive jazz’ muy contemporáneo, destacando al pianista como un virtuoso, en lo mejor de la noche.

Joy, a continuación, con un tempo muy rápido, atenuado por el piano, nuevamente de corte abstracto en combinación con el contrabajo, fue una demostración espectacular del baterista, un verdadero exquisito, tocando en solo con una cadencia completamente propia que maravilló al público. Nuevamente en modalidad lenta, reflexiva y abstracta terminaron con Traveling East, compuesta por el pianista, quien presentó al grupo tocando con gran dinamia y un ritmo tan endiablado como abstracto, una combinación solamente posible para grandes músicos.

Luego tomaron el escenario las Gemelas Valentía y Juantía Añez para hacer composiciones propias cantando a dúo y juntas por separado como si invitaran al oyente a un ritual de escucha hipnótica y minuciosa con excelente voz.

En varios efectos de percusión menor y hasta golpeando el micrófono para esos efectos, con música propia de un chamán cantada a capela e incluso grabaciones de una voz masculina, las hermanas gemelas tocaron al final sobre la vida cotidiana en el campo, respaldadas por Out of Print, con el baterista utilizando mallets para un sonido ritualista.

Definitivamente el concierto más exótico del Teatro Centro de Arte. (O)

Ya en Dancing in the Brain los recursos muy variados del baterista tocando en los filos metálicos de los tambores, en combinación con los platillos accionados con el pedal, se convirtieron en un ‘progressive jazz’ muy contemporáneo, destacando al pianista como un virtuoso, en lo mejor de la noche.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: