Crítica de música: El talento de Silvia Flores

Por Sergio Pérez

Silvia Flores, una de las voces más reconocidas en el medio y también por grandes artistas en el exterior, como Gloria Estefan, cantó un tributo a Madonna en el restaurante La Doña, de Plaza Lagos.

Arrancó con American Pie apoyada en una pista instrumental, verdadero clásico de Madonna, un costumbrismo musical a estas alturas que habla del “día que murió la música”.

Beautiful Stranger, a continuación, cantada en un registro medio, románticamente asertiva precedió a Borderline, muy dramática que habla de “voy a perder la razón” también por motivos románticos. Sobresalía no solamente la voz muy afinada de Silvia, sino también una dicción afinada en inglés.

Ya en Cherish se escucharon otros instrumentos en las pistas y Crazy for you fue mucho más lenta, reflexiva y desesperadamente romántica hablando de Tratando de controlar mi corazón. Don’t tell me (To stop now), también de un tempo lento, mostró mayor variedad en la vocalización, a menudo suplicante, vibrando y de cambios sutiles.

Ya en Deeper and Deeper, de un ritmo pulsante en pistas más completas que hablando de No puedo evitar enamorarme, le dieron un giro más dinámico al recital, mientras el restaurante La Doña se llenaba de comensales disfrutando de la música tan reconocible de Madonna.

Nothing Really Matters (Nada realmente importa) fue una canción que Madonna dedicó a su hija en el vientre, suscitando una identificación con Silvia Flores al cantarla diciendo: “Amor es todo lo que necesitamos” en un volumen de voz contenido.

Express Yourself fue de largo la más bailable, con mucho más instrumentación en pistas, particularmente de percusión, para llegar al numeroso público que, a estas alturas, abarrotaba La Doña atendido con llamativa eficiencia.

Frozen, a continuación, como todas las de Madonna, habló de amor, diciendo: “You’re frozen when your heart is not open” (Estás congelado cuando tu corazón no está abierto) y Holiday habló de “We’re going to have a celebration” (Vamos a celebrar) una canción alegre de los años ochenta con voces en pistas para levantar el ánimo.

Hollywood mostró el sonido de guitarras en pistas diciendo “todos vienen a Hollywood cuando lucen tan bien”. Into the Groove mantuvo el tema de conflicto romántico y la famosa canción Isla Bonita expresó un anhelo latino.

Finalmente, con un timbre de voz infalible Silvia entonó Like a Virgin, la canción más representativa de Madonna de una chica diciendo: “Me haces sentir como si fuera la primera vez”, Madonna purito. (O)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: