Adiós a los prospectos

Con las gafas de realidad aumentada, Microsoft y Volvo quieren llevar una nueva experiencia a las concesionarias de autos. Dejar atrás los prospectos y manuales, y a través de la tecnología HoloLens introducir al cliente en un mundo virtual donde pueda interactuar y conocer cada detalle de su futuro coche.

Un simple chasquido de dedos y el coche se vuelve transparente. Otro, y el auto comienza a girar lentamente, mostrando cada ángulo frente a los ojos del usuario. "Queremos ofrecer al cliente una experiencia completamente nueva al elegir su futuro Volvo y el equipamiento", señala Björn Annwall, vicepresidente de marketing, ventas y servicio en Volvo Car. Esto lo hacen posible las gafas de realidad virtual HoloLens, para visualizar hologramas 3D a escala real, desarrolladas por el gigante de la electrónica Microsoft.

Sin embargo, no se trata únicamente de elegir los colores o el tipo de ruedas, sino también experimentar las funciones y características del auto y ver los detalles mecánicos con las gafas, sostiene el desarrollador de la marca sueca, Aric Dromi. "Con los HoloLens podemos mostrar sensores y explicar los sistemas de seguridad que no se pueden ver durante una prueba de conducción", explica. Esto añade información y genera confianza en tecnologías cada vez más complejas que difícilmente se pueden describir solo con palabras, agrega Dromi.

Volvo incluso piensa que en el futuro no se tendrá que ir más a una concesionaria. "En algún momento iremos a la casa del cliente y con los HoloLens le llevaremos la tienda al living, junto con toda la gama de modelos", sostiene Anvall.

Hasta ahora, las HoloLens son sólo un proyecto de investigación, que ambos socios aún tienen que lanzar al mercado. Sin embargo, la nueva tecnología de hologramas ya se está utilizando en algunos eventos, como por ejemplo en el lanzamiento de los Volvo S90 y V90.

Cada vez más puntos de venta utilizan grandes monitores en los cuales los clientes pueden configurar y variar sus coches. "Con estos simuladores no sólo hay un intento por adaptarse a estas épocas y a los actuales procesos basados en Internet, sino que también son imprescindibles por cuestiones logísticas, apunta Sven Schuwirth, director del Departamento de estrategia y comercio digital de Audi.

"Un concesionario promedio tiene expuestos unos 12 autos en su salón comercial. Para cubrir nuestra gama de modelos habría que tener cinco veces más coches en exposición", señala el directivo.

El lema es: píxeles en lugar de chapa. Con la presentación de los productos de manera completamente digitalizada habría varios cientos de millones de coches virtualmente preparados en un área muy pequeña.

En una primera selección ya ayuda la computadora. La variedad cada vez mayor de modelos y tipos, de líneas de diseño y opciones de equipamiento muchas veces le dificulta la elección a los clientes, admite Natanael Sijanta. Sobre todo si no es un apasionado de los autos, asegura el jefe de Marketing de Mercedes.

Por tal motivo, la marca alemana ha programado el llamado "Life Style Konfigurator", que ayuda a abrirse paso en la jungla de modelos. Los potenciales clientes marcan sus preferencias en 19 campos temáticos, desde música hasta arte culinario. Luego, la computadora determina el auto ideal para cada individuo con sus accesorios. "Ya no esperamos más que los clientes vengan hacia nosotros. Nosotros vamos hacia ellos", dijo el jefe de ventas de Mercedes, Ola Källenius.

Por su parte, Lexus Internacional está orgullosa de su tienda de diseño "Intersec By Lexus" ubicada el lujoso barrio Aoyama, en Tokio, donde ya no se exponen más coches. "Aquí cuidamos la marca y estimulamos el interés, pero para el proceso de compra enviamos al cliente a un comercio clásico en las afueras de la ciudad", indica el presidente de la empresa automotriz, Mark Templin, adelantando que los japoneses quieren llevar este modelo de ventas a otras ciudades del país.

Cuanto más exclusiva es la marca y el lugar, más sofisticada es la técnica. Bentley acaba de inaugurar una salón de exposición en Dubai cuya fachada se puede iluminar de forma individual. Y las luces no sólo se adaptan a la hora del día, sino también a las preferencias de sus visitantes. "Si un cliente retira su coche nuevo, el edificio se ilumina con los mismos colores del automóvil", relata el gerente general, Wolfgang Dürheimer.

En tanto, la marca francesa de automóviles de lujo Bugatti invita a los interesados a participar del proceso de diseño del coche deportivo en escala 1:1 a través de una pantalla gigante en su base en Molsheim. "Además, aquellos que nos proporcionan antes los datos relevantes pueden ver incluso su Chiron en su entorno privado, delante de su casa o en el garage", señala el director general de Bugatti, Christophe Piochon.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: