Laboratorio de iniciativas

Lo primero que llama la atención en la ensambladora de Chevrolet OBB es la actitud de sus trabajadores. Son instalaciones grandes, pero todo se mantiene un ordenado de las herramientas y líneas de ensamblaje en una especie de armonía de armada de vehículos que despierta mucho el interés.

La historia de sus orígenes en Ecuador empezó en 1975, cuando un joven húngaro, Bela Botar Kendur atendía en un pequeño taller ubicado en el sector de la Kennedy de Quito. Allí se llamaba Proveedora Automotriz (Ómnibus Bela Botar) y se fabricaban los primeros prototipos de autobuses en Ecuador.: los Blue Bird Botar.

Fue tanto el desarrollo que en 1981 General Motors se integró como accionista y la compañía creció con el nombre de General Motors Ómnibus BB. Desde entonces esta empresa se ha convertido en la planta de ensamblaje más grande de Ecuador, cuya producción se vende en el mercado local y extranjero. En ese año se empezó la pruducción del icónico Trooper, producto de la alianza estratégica entre GM OBB e Isuzu que al ser más liviano y económico, logró reemplazar a la Blazer. Ya en 1985 se inició la fabricación de la camioneta Luv, un producto estrella de la marca Chevrolet que representó casi el 40 % de la producción total de la compañía y ganó prestigio en el mercado local gracias a sus prestaciones diferenciadoras. En 1986, GM OBB inició exportaciones hacia Colombia y Venezuela de sus vehículos. Uno de los modelos destacados en este proceso internacional fue la Luv.

Ya en 1985 se inició la fabricación de la camioneta Luv, un producto estrella de la marca Chevrolet que representó casi el 40 % de la producción total de la compañía y ganó prestigio en el mercado local gracias a sus prestaciones diferenciadoras.

Luego se fabricaron el Gemini (1987), el Suzuki Forsa (1988), Vitara (1990), Rodeo y Esteem (1995); en el 2002 se implementó en sus vehículos Cevystar, una tecnología de seguridad integral desarrollada y producida por GM OBB del Ecuador, y ahora tiene presencia en toda Latinoamérica como uno de los mejores servicios de rastreo y seguridad.

Para el 2010 ingresaron al país los modelos híbridos Tahoe y Silverado. En 2014 se integró la iniciativa Sail Carbono Neutro, un proyecto ambiental que busca compensar las emisiones de CO2, que forma parte de la plataforma de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía y se ejecuta a través del Programa Socio Bosque del Ministerio del Ambiente.

En 2014, GM OBB se conviertió en la primera empresa del país en recibir la certificación internacional en la norma ISO 50001:2011, en el marco del Proyecto 'Eficiencia Energética para la Industria en el Ecuador'.

En 2014 se hizo el ensamblaje del último Vitara

Como datos curiosos, en 2014 se hizo el ensamblaje del último Vitara tres puertas del mundo, luego de 23 años de comercialización en el país, Sin duda uno de sus modelos emblemáticos que aún ruedan por las calles. Y, en 2015, cuando estuvo de visita el Papa Francisco, fue Chevrolet la empresa asignada para fabricar el Papamóvil (D-Max). Fue 100% mano de obra ecuatoriana.

Entre sus premios y reconocimientos, en 2015, GM OBB reforzó su compromiso con el ambiente al obtener la Certificación Punto Verde otorgada por el Ministerio del Ambiente a las buenas prácticas del desarrollo de procesos productivos.

En el recorrido el ingeniero David Villalba, gerente de calidad, indicó que en la planta (de unos 55.000 m2, sin contar la parte donde se almacena la materia prima) se esamblan los siguientes modelos o plataformas de vehículos: Grand Vitara, cuya materia prima se importa en aproximadamente 80% desde Japón; el Aveo -en sus versiones Family y Emotion, las partes vienen desde Corea; camioneta LUV Dmax, sus componentes se traen de Tailandia y otros desde Japón; y el SAIL, cuyos accesorios y partes vienen desde China. El 80% de los vehículos Chevrolet que se comercializan acá son ensamblados en esta planta al norte de Quito. Actualmente, salen 21.000 carros de esta fábrica.

Como marca Chevrolet también importan vehículos terminados como el Tracker, Cruze, N300 (van de carga), TrailBlazer, para la demanda local.

El proceso de ensamblaje de los Chevrolet

Durante el recorrido se ven los chásis, paneles, llantas, cables, faros, cajas de cambio, y demás partes y accesorios, en cada sección se armada. Uno puede casi adivinar el proceso hasta el producto final, ya que todo está rigurosamente planificado, de tal forma que cada estación de ensamblaje está afinada a la siguiente.

El proceso de ensamblaje empieza con la compra de la metria prima, el almacenaje, el desempaque, estos se envían a los puntos de uso, allí se inicia con la suelda, luego see pasa a pintura, ensamble, control de calidad y finalmente los vehículos terminados son llevados a otros terrenos (unos 30.000 m2) cerca de la Mitad del Mundo, donde son almacenados temporalmente.

Antes de la entrega de los carros a los concesionarios en Ecuador, establecidos en 19 provincias, se hace una preparación adicional y se hacen validaciones.

Vale destacar que, desde 1998, se puso en funcionamiento la nueva línea de pintura por catafóresis (ELPO) o inmersión, la cual cubre de una protección total a la carrocería y chasís del vehículo. Esto brinda una mayor durabilidad y resistencia a la pintura. Otro aspecto es que se ha implementado mejoramientos en las condiciones de ergonomía y seguridad de los trabajadores en las plantas de suelda y ensamblaje.

Las innovaciones locales son un punto aparte. Esta planta ha permitido que cada empleado sea parte de las mejoras en la producción con la creación de herramientas, prototipos y recursos que han ayudado a minimizar tiempos en los procesos y maximizar recursos.

Las instalaciones cuentan también con una sala con pantalla gigante para empleados (700 en total, de los cuales 450 están en el área de manufactura de vehículos), comedor, pista de pruebas, administración, entre otras secciones.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: