Científicos británicos midieron por primera vez los movimientos anuales de insectos que vuelan a gran altura, llevados por los vientos.
Copiar enlace